2012-05-30 11:05 FC Barcelona Por: Administrador

Tito pide 6 millones y rompe con las costumbres de Guardiola



Empezar la casa por el tejado. Sería la estrategia que el Barcelona ha utilizado en el nombramiento de Vilanova como sustituto de Guardiola. El presidente Rosell anunció que Tito sería el hombre que ocuparía su lugar antes de negociar el acuerdo y ahora su representante Orobitg está aprietando las tuercas al Barça para conseguir un contrato muy ventajoso para el técnico.

Así las exigencias de Vilanova pasan por ganar el doble, seis millones de euros, y convertirse en el tercer entrenador mejor pagado de la Liga BBVA. Rosell anunció que era el sustituto de Pep sin tener el contrato firmado y ahora tiene un lío.



Tito dispondrá, además, de libertad para escoger a los hombres de su confianza en el cuerpo técnico y el hasta ahora preparador físico del juvenil, el ilerdense Edu Pons, ocupará este cargo en el primer equipo. Pons ha trabajado este curso junto a Óscar García en el juvenil A y a partir del próximo curso será una pieza más del staff de Tito Vilanova en el primer equipo.

El Barcelona reducirá obviamente el gasto salarial del cuerpo técnico del primer equipo, Guardiola cobraba alrededor de diez millones de euros por años, pero los seis millones es una cifra elevada para un técnico que aún no se ha estrenado en Primera.

Con Rosell con los pies y las manos atadas, el acuerdo será hecho público en los próximos días y por dos temporadas.




Deja tu Comentario