2012-12-04 12:12 FC Barcelona Por: Administrador

Tito Vilanova acabará cargándose a Mourinho



Los síntomas son claros: el ciclo de Jose Mourinho en el Real Madrid toca a su fin. Mourinho pasará y quedará en los libros de historia como un técnico excéntrico, soberbio, petulante, malcarado y faltón que dirigió al equipo blanco con éxito irregular y discutible. Mourinho pasará y el Real Madrid permanecerá, aunque a él le parezca que su figura está por encima de la del club.

Lo cierto es que la llegada de Tito Vilanova al banquillo del FC Barcelona no le ha sentado nada bien al técnico de nacionalidad portuguesa. Tito se ha negado sistemáticamente a seguirle el juego, no le ha entrado nunca al trapo de sus polémicas y ha impedido que se estableciera un estado de confrontación entre el FC Barcelona y el Real Madrid. Ante esta negativa taxativa, Jose Mourinho se ha quedado descolocado y ha tenido que apuntar sus cañones hacia otro lado. Hacia su propia casa, por ejemplo. Y ha disparado contra sus propios jugadores, contra su cantera, contra los técnicos de su cantera, contra la directiva y el presidente e incluso contra su propia afición.



El estado de desquiciamiento de este hombre es tal, que Florentino Pérez se ha visto obligado a darle un toque de atención mientras busca ya sustituto para el año que viene. Se acabó el cachondeo en el Real Madrid, ya nadie le va a reír las gracias al malcarado Mourinho, que se ha visto desbordado por Tito Vilanova, un entrenador debutante y sin experiencia, que se lo ha puesto tan difícil, tan difícil, que posiblemente le echará del Real Madrid por no saber estar a su altura. Entre los once puntos, el estado de desesperación por no poder agredirle de forma sistemática y los líos que ha montado disparando contra el propio Real Madrid, Mourinho ha firmado su sentencia de muerte en el Madrid.

Intentó acabar con la hegemonía del Barça, pero ni supo ni pudo.

 



 


Deja tu Comentario