2012-10-24 15:10 FC Barcelona Por: Administrador

Tito Vilanova denuncia el trato injusto que recibe el Barcelona



El enfado de Tito Vilanova está justificado. Cuando un equipo español, como el FC Barcelona, tiene un compromiso el martes para defender la suerte del fútbol español en la Champions League, no es de recibo que le programen su partido en La Coruña en sábado y a las diez de la noche. No se trata de un capricho del técnico blaugrana, sino la constatación de que la expedición blaugrana regresó a la ciudad condal en la madrugada del sábado a domingo a las cinco de la madrugada, lo que conlleva una alteración en el descanso de los jugadores y la preparación del partido europeo.

Preguntado ayer sobre si sus jugadores estaban cansados, respondió: "hasta yo estaba cansado", y lamentó que "nos hagan jugar a las diez de la noche del sábado y nos obliguen a llegar a casa el domingo a las cinco de la madrugada cuando el martes tenemos un partido europeo. Debemos recuperarnos del esfuerzo realizado contra el Dépor. Por segunda vez que tenemos que jugar en martes, nos hacen jugar el sábado a las diez de la noche".



Tito se siente muy perjudicado por el calendario de la liga española. Entiende que ninguno de los equipos que tienen que jugar el martes en Champions debería disputar su partido liguero en la noche del sábado, que es muy largo para distribuir a lo largo de la tarde los partidos de los dos equipos afectados. Los otros dos (Real Madrid y Málaga) jugaban en miércoles.


Deja tu Comentario