2014-04-24 22:04 FC Barcelona Por: Administrador

Tito Vilanova se debate entre la vida y la muerte



M.B.

El hecho de que el club mantenga un hermético silencio acerca del estado de salud de Tito Vilanova atendiendo a la petición de respeto a la privacidad de Tito que ha formulado su familia, sólo ha servido para alimentar especulaciones a través de las redes sociales con un sinfín de valoraciones que desvirtuan la realidad.



Las últimas novedades indican que Tito fue intervenido quirúrgicamente ayer tarde en un intento desesperado por salvar su vida. Su estado de salud reviste una gravedad extrema en este momento.

Tito Vilanova abandonó la dirección técnica del FC Barcelona de forma repentina en julio pasado, lo que obligó a la directiva a buscar un recambio de emergencia en la persona del Tata Martino. A partir de entonces, Tito Vilanova se ha dedicado a luchar contra su enfermedad siguiendo un severo tratamiento de quimio y radioterapia que en más de una ocasión le ha llevado a plantearse abandonar. Pero nunca se rindió y ha seguido luchando contra la enfermedad. El hecho de dejarse ver en el Camp Nou viendo algunos partidos del FC Barcelona dio pie a pensar en una mejoría en su estado de salud, pero las últimas informaciones confirman que, lejos de mejorar, su estado ha empeorado. La última aparición pública de Tito fue en el partido de  Copa del Rey en el Camp Nou Barcelona-Cartagena.

Tito fue operado el 22 de noviermbre de 2011 en la Vall D´Hebron de la glándula parótida, siendo todavia Pep Guardiola el primer entrenador del Barça. Posteriormente se produjo una mejoría en su estado que le llevo a aceptar el cargo de máximo responsable del primer equipo cuando Pep decidió dejarlo. Desafortunadamente, una recaída le llevó a Nueva York, en donde se sometió a un nuevo tratamiento en plena temporada, dejando el equipo en manos de Jordi Roura. A su vuelta no tuvo más remedio que aparcar sus planes profesionales para centrarse exclusivamente en la lucha contra la enfermedad.



Tito se encuentra en todo momento acompañado por los suyos, su esposa Montse y sus hijos Carlota y Adrià. También han aparecido por el Hospital Quirón Jordi Roura y Altimira. Algunos jugadores del primer equipo han mostrado su interés por visitarle, pero desde la directiva se les ha recomendado que desistan de su idea por cuanto la familia no quiere que la habitación de Tito se convierta en una sala de visitas. Las últimas informaciones hablan de un agravamiento en su estado después de la operación.


Deja tu Comentario