2012-10-04 09:10 FC Barcelona Por: Administrador

Tito Vilanova, un estratega como la copa de un pino



Ya en su etapa de segundo entrenador, a la sombra de Pep Guardiola, se hablaba de Tito Vilanova como el verdadero estratega del banquillo del Camp Nou, el hombre que decidía alineaciones y cambios desde un segundo plano mientras Guardiola daba la cara por el trabajo de todo su staff técnico.

Han sido suficientes ocho partidos en esta temporada, ya con Tito volando en solitario, para confirmar que le sobran argumentos tácticos para afrontar los encuentros con garantías. La constante en esta temporada ha sido para el FC Barcelona empezar los partidos perdiendo. Luego los cambios y un par de retoques tácticos han hecho el resto para que el Barça, a estas alturas de la temporada, cuente sus partidos por victorias.



Tito ya tuvo que jugársela en Pamplona, donde el Barça perdía, poniendo en el campo juntos a Messi, Villa, Alexis y Pedro. El exprimento funcionó, el Barça le dio la vuelta al partido con dos goles de Messi. Ante el Spartak de Moscú, en el Camp Nou, los minutos iban pasando y el rival iba por delante en el marcador. Tito apostó por recurrir al 3-4-3 y le salió bien. El Barça también le dio la vuelta a ese partido.

Ante el Granada en el Camp Nou, tres cuartos de lo mismo. Los andaluces se encerraron atrás y no se veía la manera de abrir la lata. La solución fue de nuevo recurrir al 3-4-3. En Sevilla el Barça ganó por 2-3 un partido que tenía perdido por 2-0 sustituyendo a Alves por Villa y reordenando el ataque con una nueva variante.

Afortunadamente para el barcelonismo, el estratega sigue entre nosotros. Y es que desde el banquillo también se pueden ganar partidos, aunque los goles los marquen los jugadores.




Deja tu Comentario