2016-05-26 18:05 FC Barcelona Por: Administrador

Toda la verdad sobre el no fichaje de Alves por la Juventus



Pedro Riaño Dani Alves no ha hecho en las últimas horas nada diferente a lo que ha venido repitiendo las últimas temporadas cuando tenía a su alcance la posibilidad de arrancarle más dinero al FC Barcelona. Ha hecho pública una cláusula en su contrato que le permite desligarse del FC Barcelona antes del 5 de junio de 2016 y antes del 5 de junio de 2017. En algunos medios se ha vendido como "torpeza" el hecho de que el FC Barcelona se dejara colar un gol así. Sin embargo, la realidad es bien distinta. La directiva del FC Barcelona aceptó esta cláusula con la esperanza de que Alves la pudiera hacer efectiva y se marchara. Era como una trampa. De hecho, en su última renovación amenazó repetidas veces con largarse atendiendo ofertas más generosas que le habían llegado de otros clubs. En ese momento, poco antes de las últimas elecciones, Bartomeu se mantuvo inflexible y cerró el culebrón de la renovación de Alves  -reclamada por Luis Enrique- manteniéndole las mismas condiciones del anterior contrato. Alves avisó que no aceptaría esas condiciones, pero acabó agarrándose a ellas y pasó por el aro como un corderito.

La directiva quería sacarse de encima a Alves

En el fondo Bartomeu estaba deseando que fueran ciertas las ofertas de las que hablaba Alves y se fuera del club. Pero Alves se quedó y se cobró sin aumentar un sólo euro el contrato de 14 millones anuales brutos que ya tenía estipulado en su anterior acuerdo. Bartomeu no le quiso dar un euro más porque camino de los 32 años su rendimiento en ningún caso sería mejor que el de años atrás y también porque sus salidas de tono y sus comportamientos descontrolados nunca han sido bien vistos en la cúpula dirigente del club. La temporada del Barça ha acabado y Alves vuelve con el manido tema de que se va. Y el asunto ha sido recibido en los despachos del club con tranquilidad. Si tiene ofertas mejores, adiós muy buenas. Alves ha expandido la noticia de que lo tiene medio hecho con la Juventus, pero lo cierto es que no tiene nada firmado con nadie y en el Barça están más que convencidos de que Alves seguirá en el club la próxima temporada, pese al ruido organizado. El mismo ruido de cada año.

Su ex mujer lo niega todo

Hasta la propia representante y ex esposa del jugador, Dinorah Santana, ha admitido en TV3 que no existe ninguna negociación en marcha con la Juve y que los contactos con el club turinés datan de la temporada pasada, cuando también contactó con ella el Galatasaray. Y la realidad, pura y dura, es la manifestada por la agente en el sentido de que la intención de Alves es cumplir el contrato que firmó con el Barcelona la temporada pasada y que le garantiza la renovación por un año más si en el próximo ejercicio disputa un mínimo del 50% de los partidos que juegue el equipo. En el Barça habría sido bien recibida la marcha de Alves por el ahorro de 14 millones de su ficha, pero quien más quien menos se cuestionó en la jornada de ayer que la Juventus estuviera dispuesta a volverse loca por la contratación de un futbolista de 32 años que ya se encuentra en la pendiente descendente de su carrera. Por otro lado, Dani Alves es feliz en Barcelona con Montse Sanz, su novia catalana, mantiene una excelente relación con sus compañeros de vestuario, tiene negocios montados en la ciudad condal, le gusta la noche barcelonesa y su predisposición a renunciar a todo eso es en este momento nula. Ya le va bien mantener la incertidumbre durante unos días, pero Dani Alves acabará reculando y seguirá en el Barça a pesar del ruido que ha organizado a su alrededor para llamar la atención. Muy propio de él.      

Deja tu Comentario