2015-05-20 15:05 Real Madrid Por: Administrador

Toda la verdad sobre el regreso de Mourinho al Real Madrid



Sergio Marco

José Mourinho decidió irse del Real Madrid hace dos años cuando el club le negó sus cuatro exigencias: fuera Cristiano Ronaldo, Casillas, Pepe y Sergio Ramos. Florentino Pérez no tenía intención de prescindir de los servicios de Jose Mourinho, a quien considera el entrenador ideal para el Real Madrid, pero tampoco podía ceder ante sus exigencias. Lo que pedía era demasiado.  Y era más fácil asumir la marcha del líder del banquillo que la de los cuatro líderes del vestuario.



Pero Florentino Pérez no se ha olvidado de él. Y en los últimos días, una vez consumado el año en blanco del Real Madrid, ha vuelto a acordarse y ha mantenido con él un contacto telefónico para saber cómo le iban las cosas después de ganar la Premier League con el Chelsea. Y a Mourinho, que adora a Florentino Pérez, le ha encantado poder hablar de nuevo con él y, es cierto, le ha felicitado por los éxitos del baloncesto merengue de su amigo Pablo Laso. Y Florentino, sin proponerle la vuelta al Bernabéu, sí le tanteó. Quiso conocer sus sensaciones, pero rápidamente descubrió que nada había cambiado y que mantenía en pie el discurso que le llevó a abandonar el club.

La recuperación del Real Madrid pasa por desembarazarse de Cristiano Ronaldo, Casillas, Pepe y Sergio Ramos.Es la versión de Mourinho. No ha cambiado el discurso. Y el presidente blanco quedó desolado de nuevo. Lo que pide Mourinho es imposible. Estos cuatro jugadores forman parte del ADN del Real Madrid, de su Real Madrid. Alguno de ellos podría causar baja en el club, pero nunca los cuatro. Y quedaron tan amigos, se preguntaron por la familia, se desaron suerte y quedaron para otra ocasión más adelante.

Algunos medios, como El Confidencial, añaden que Mourinho le señaló la dirección por donde deben ir los fichajes y le aportó los nombres de Pogba y Verratti. La conclusión es que Jose Mourinho no descarta volver un día al Real Madrid para vivir su segunda etapa como entrenador del equipo blanco. Pero eso no se producirá hasta que los cuatro futbolistas a los que le tiene puesta la cruz abandonen la entidad, bien por deseo expreso de la directiva o por obligación biológica. Hasta entonces, Mourino seguirá viviendo su madridismo desde el exilio.




 


Deja tu Comentario