2013-07-18 17:07 FC Barcelona Por: Administrador

Toda la verdad sobre la marcha de Thiago



Fede Peris

Poco después de renovar su contrato con el FC Barcelona Thiago Alcántara y Tito Vilanova mantuvieron una trascendente conversación. El jugador se lamentó del escaso protagonismo que, a su entender, tenía en el juego del equipo y le pedía a Tito que se definiera sobre él de cara al futuro. Tito le dijo que no le podía garantizar más minutos porque delante tenía a los tres mejores centrocampistas del mundo para cubrir dos plazas en el equipo.  Y Tito aprovechó el encuentro para bajarle los humos y recriminarle la excesiva cantidad de balones que perdía en cada partido, mostrándole una estadística que le descartaba como futbolista digno de la primera plantilla del FC Barcelona.



La conversación fue subiendo de tono, Thiago encajó mal el reproche y Tito se mantuvo en que ofensivamente era un  excelente jugador, pero que en la faceta defensiva no estaba al nivel de exigencia de un equipo como el Barcelona, y le puso como ejemplo un puñado de goles encajados por el equipo blaugrana después de una pérdida de balón de Thiago.

Conocido por Andoni Zubizarreta el pobre feeling que el técnico mantenía con Thiago, el staff técnico llegó a la conclusión de que lo mejor era allanar la salida del club del jugador camuflándola detrás de una cláusula "asequible" que permitiría al FC Barcelona ingresar un dinero muy necesario para afrontar otras operaciones de fichajes. El cartel de Thiago era muy alto después de su actuación en el Europeo Sub 21 y a nadie se le escapaba que habría cola de clubes dispuestos a llevárselo por 18 millones. Tito pudo impedir que el montante de su cláusula no bajara dándole más minutos, pero no lo hizo.

Dijo ayer Tito Vilanova: "No me duele que se haya ido con Pep, lo que me duele es que se haya ido. Es un chaval al cual aprecio muchísimo, que intenté que se quedara, pero sabía contra quién competía". Y eso se lo dejó bien claro Tito. De los cuatro aspirantes a las dos plazas en el centro del campo, él era el cuarto. Y añadió Tito sobre Thiago: "Cuando no ha estado lesionado, ha jugado mucho. Es posible que en partidos de más trascendencia haya jugado menos, pero ahí entra el criterio del entrenador. Compite con Xavi, con Andrés, con Cesc... cuando ha estado bien ha jugado más del 50%".



Y su despedida no ha podido ser más contundente: "Otra cosa es que él quiera jugar aquí. Cada jugador juega y vive donde quiere. Cesc me dice que quiere triunfar en el Barça y yo quiero jugadores que me digan que quieren jugar en el Barça, con ellos yo voy hasta el fin del mundo. Thiago quiere ir al Bayern, que le vaya bien".

Finalmente Tito ha concluido que "yo no puedo ir a Thiago y decirle que jugará, no le engañaré. ¿Gestión de los minutos? Es el año que más se han repartido los minutos. No cambiaré mi forma de trabajar. Otra cosa es que lo que vea en el campo sí me haga cambiar de criterios". Eso es lo que le dijo a Thiago, que si se quedaba esperaba un cambio, especialmente en la faceta defensiva, para hacerle cambiar de opinión acerca de su cuarta posición en el ranking de aspirantes a dos plazas en el centro del campo. Se lo tenía que ganar en el campo. Thiago prefirió la comodidad que le ofrecía Guardiola garantizándole la titularidad en Múnich y el club apostó por coger el dinero y permitir que el jugador saliera del Camp Nou por piernas y sin despedirse de su entrenador.


Deja tu Comentario