2011-04-17 00:04 FC Barcelona Por: Administrador

Todavía mejor que el año pasado



Argumentaba que los grandes partidos los deciden los grandes jugadores. Y que sobre el terreno de juego estarían los dos mejores delanteros y los dos mejores porteros del mundo. Pero como los dos barcelonistas estaban un escalón por encima de los madridistas, el clásico tenía color blaugrana. Entonces no me equivoqué, pero no crean que tiene mucho mérito. Al contrariio, era muy fácil. Además de Messi y Valdés, el Barça tenía a Xavi, Iniesta, Alves, Puyol, Piqué, Busquets, Pedro... Una máquina de hacer fútbol. Demasiado para el Madrid, como para cualquier equipo e incluso selección, como tres meses después se demostraría en el Mundial con la decisiva aportación de la mayoría barcelonista en la conquista de la Copa del Mundo.
    Pues bien, un año después el mismo argumento tiene idéntica validez. O incluso más. Messi aún es más Messi. Ha batido todos los récords goleadores en una temporada, con cuarenta y ocho dianas. Está por encima de Cristiano Ronaldo en todas las estadísticas. Y Valdés está en el mejor momento de su carrera. Con mejores números que Casillas pero, sobre todo, transmitiendo mejores sensaciones, algo que incluso los madridistas empiezan a reconocer. Han cambiado más cosas. El Barça llegó al Bernabéu con ocho puntos de ventaja y no a la par. Y un 5-0 humillante en vez de un justito 1-0 en la primera vuelta. Quiero decir que el Barça sigue siendo superior, muy superior al Madrid, por mucho Mourinho que haya venido a acabar con su ciclo triunfal. Vale, están Ozil, Di María, Adebayor, Khedira y Carvalho... ¿y qué? Sigue siendo favorito el equipo de Guardiola para los cuatro partidos y eso que la lesión de Puyol y la enfermedad de Abidal le han dejado con serios problemas en el eje de la defensa y arriba tiene poco más que el tridente... eso sí, el mejor tridente ofensivo del mundo. Ahora, bien, cada partido tendrá su historia y marcará el siguiente. El de Liga no tenía ninguna trascendencia más allá del efecto psicológico que aporta una victoria o una derrota con el gran rival. La Copa será el enfrentamiento puro por naturaleza. A vida o muerte. No valdrán especulaciones. A un partido todo puede pasar pero si es por fútbol, juego y capacidad técnica lo más lógico que pase es que gane el Barça. Y en la Champions, la competición que, sinceramente, creo que Mourinho domina mejor, el Barça tiene la ventaja de jugar el segundo partido en casa. Si fuera necesario, el factor Camp Nou sería determinante. Pero lo trascendente, lo único que a día de hoy es incuestionable, es que el Barça es mejor. Como el año pasado. Y ya sabemos todos lo que entonces pasó.


Deja tu Comentario