2014-03-17 23:03 FC Barcelona Por: Administrador

Toma cuerpo la posibilidad de que Martino se vaya a final de temporada



Joan Tubau

Fabián Ortíz lo adelantó en Catalunya Ràdio el pasado martes 11 de marzo: el entorno del Tata Martino filtra que el técnico ha tomado la decisión de dejar el FC Barcelona al término de la presente temporada pese a tener contrato en vigor por un año más. Posteriormente, el viernes, el diario As amplió la noticia a través de Moisés Llorens, indicando que el Tata será el próximo seleccionador argentino al término del próximo Mundial que se celebrará este verano en Brasil.



Hoy ha sido el programa Esport Club, de TV3, quien ha afirmado que el Tata ha decidido dar por terminada su vinculación con el FC Barcelona a final de temporada. Según TV3, el Tata ha confirmado a miembros de su staff técnico, que trabajan con él día a día, que no seguirá. Independientemente de lo que pase de aquí a final de curso. Tanto si lo gana todo como si lo pierde todo. TV3 ha informado que desconoce si la noticia la ha trasladado a la junta directiva. Sí se sabe que no lo ha comunicado a los jugadores, al menos en grupo. Otra cosa es que jugadores de su máxima confianza, como Mascherano o Messi, ya lo sepan.

Sin embargo, todo son suposiciones. Hay que esperar a ver cómo se desarrolla el último tramo de la temporada en el que el Barça se lo juega todo. Si el Barça ganara la Liga, la Copa y la Champions, nada impediría que el Tata siguiera en el Barcelona y cumpliera el contrato que expira el 30 de junio de 2015. Sólo si la pelota no entra y la temporada no culmina de forma satisfactoria, el Barcelona se plantearía un relevo en el banquillo.

El contrato que liga a Martino con el FC Barcelona contempla una serie de cláusulas que permiten su incumplimiento por ambas partes sin necesidad de penalizaciones ni de indemnizaciones, de ahí los comentarios en torno a la posibilidad de que el club le facilite las cosas y le abra la puerta de salida sin exigirle ningún tipo de penalzación de manera cordial.



De cualquier forma, todo pasa por los resultados que obtenga el equipo hasta final de temporada. La opción de la selección argentina de la que se habla para Martino después del Mundial queda a expensas del rendimiento que ofrezca la albiceleste en el próximo Mundial. Martino sólo podría aspirar al cargo de seleccionador si los resultados de Argentina en Brasil son desastrosos. ¿Alguien se imagina a la AFA despidiendo a Sabella con el Mundial en el bolsillo? Queda claro que el futuro de Martino depende, por un lado, de los resultados que coseche el Barça de aquí a mayo, y de lo que haga Argentina en el Mundial.

Lo cierto es que Martino está decepcionado por el trato que está recibiendo como técnico blaugrana. Considera que el entorno mediático no le tiene el respeto que merece, se cuestionan todas sus decisiones y también considera que en el club se están adoptando decisiones trascendentes de cara al futuro sin contar con su opinión. Por otra parte, el Tata sabe mejor que nadie que esta plantilla precisa de una reestructuración a fondo y considera que no está suficientemente respaldado por las altas instancias de la institución para llevarla a cabo con mano de hierro. Por otro lado está su convicción de que la filosofía de juego del equipo debe variar, que el Barça se ha convertido en un equipo previsible y que es preciso imprimir alternativas de juego que nada tienen que ver con el control y posesión del balón para mantener el alto nivel de exigencia al que está sometido el equipo. Para todo ello necesita un respaldo que él, ahora mismo, considera que no tiene. Otra cosa es que de ahora en adelante, desde la secretaría técnica y desde la propia directiva se le ofrezca ese respaldo público que hasta ahora no ha tenido.

Sólo los resultados pueden darle a Martino la fuerza que necesita para llevar adelante sus planes. Entre tanto, a día de hoy, piensa que será difícil que el próximo año siga entre nosotros. Mañana, los resultados podrían hacerle cambiar de opinión. A su favor siempre tendrá la bendición de Leo Messi. Él la tiene. El que viniera a sustituirle se la tendría que ganar.

 

 


Deja tu Comentario