2011-05-04 12:05 Real Madrid Por: Administrador

Tomás Roncero, héroe nacional



Sin los árbitros, habrían quedado 0-0 en el Bernabéu y 1-1 en Barcelona. O sea, la final de Wembley era para el Madrid, pero la UEFA y sus árbitros de cámara decidieron lo contrario. El Madrid murió de pie. El mejor equipo de la historia.

Platinato + Villarato. Ahora entenderán lo que en AS les venimos denunciando desde hace siete años. Me da igual que me denuncien. Casi lo prefiero. La UEFA (con la sonrisa cómplice de Villar al lado) ha decidido desde hace un tiempo que el Barça debe ganar sí o sí y que hay que machacar al Madrid. El tiqui-taca convertido en tiqui-atraca. El problema es que como eso no les hubiera dado para conseguir títulos, Platini y sus árbitros de cámara han querido convencer al planeta de que el fin justifica los medios. Cuando anoche Higuaín metió el golazo de la justicia y la esperanza con medio tiempo entero por jugarse, el ínclito De Bleeckere se inventó una falta del derribado Cristiano (Piqué, hasta tú te quedaste de piedra) y destrozó las ilusiones de una afición entera, de millones de personas que quieren sanamente a su Madrid. Anular ese gol era anular la verdad, era gritarle al mundo que al Barça no le tose nadie y que el que lo intente se quedará fuera del sistema. Con esa anulación venció la mentira, la falsedad. Se ha inventado una nueva modalidad: falta por caer cuando te hacen falta. El Barça tiene a un Messi celestial y a jugadores de diez como Puyol, Xavi e Iniesta. Pero ellos mismos deben avergonzarse en la soledad cuando analicen cómo han llegado hasta la final. Huele a podrido...



Reglamento culé. Estoy triste por mi padre, que ya va para 80 años y no merece que le tomen el pelo cuando ha visto fútbol de verdad y sin trampas de despacho. Los niños que son del Madrid tampoco encuentran respuesta. Se les está contando que hay dos reglamentos. Uno para el Barça y otro para el resto de los mortales. Así es mejor no competir más. Hay que dedicarse a otra cosa y, cuando la UEFA haga una reunión reflexiva y asuma que el juguete se la ha ido de las manos, exigirle un cambio. Florentino, aquí te pido que levantes la voz y montes un pollo. El madridismo no aguanta más. Esto no va a quedar así...

Contra 11, un bluff. Además, Guardiola debe pensar que algo le está fallando. Tras cuatro Clásicos, con 11 en el campo el equipo azulgrana no ha sido capaz de superar al Madrid. Sólo cuando estaban en superioridad numérica pudieron hacer algo. Como ayer la sesión del FCB Teatro estaba suspendida porque el gran Collina estaba vigilante en el Palco, el belga expoliador no tenía salida por esa vía. Sólo le quedaba anular un gol legal para legitimar su homenaje en la hora de su adiós al arbitraje. Como Ovrebo, como Busacca, como Frisk, como Stark, como De Bleeckere... Ojo a lo que viene. En 2006, en las semifinales anularon a Shevchenko un gol legal que metió al Barça en la final de París y eliminó al Milán. Ante el Arsenal, Etoo marcó el 1-1 con medio metro en fuera de juego. O sea, la Segunda del Barça fue producto de una doble ayuda arbitral. Y la Tercera, en 2009, llegó gracias a Ovrebo, que para ustedes es más conocido que la imagen de la Carta de Ajuste cuando éramos niños. ¿Este era el Barça que entronizamos por su grandiosidad futbolística?

Afición heroica. Los 1.200 madridistas que hubo en el Camp Nou aguantaron de todo. El atraco del terreno de juego y a los de siempre, que les lanzaron bengalas y les perdieron el respeto. Encima, hubo peñas blancas de Cataluña a las que el propio club les privó de entradas que habían pedido. Les dieron pocas y luego devolvieron muchas al Barça. Espero que el Madrid me explique esta absurdez. Ánimo a todos los vikingos de Cataluña. Sois mis héroes...



Futuro blanco. Me siento más orgulloso que nunca de ser madridista. Noches como esta nos fortalecen. ¡Hala Madrid!


Deja tu Comentario