2017-02-08 19:02 FC Barcelona Por: Administrador

Tomás Roncero miente más que habla



Fede Peris "Desde que habló Piqué TODA circunstancia negativa HA CAMBIADO a favor del Barça". Así se expresó anoche en El Chiringuito Tomás Roncero, uno de los abanderados del madridismo bufandero más radical de la Central Lechera mediática madrileña. Es la penúltima patraña. Es la constatación de que la estrategia de los gaiteros de Florentino Pérez consistente en repetir las mentiras mil veces para convertirlas en verdad. Desde que Piqué habló, al Real Madrid le han señalado un penalti a favor por un empujón de James a Modric y le han concedido un gol a Sergio Ramos, que valió dos puntos, con tres jugadores, tres, en fuera de juego. Desde que habló Piqué al Barça le guindaron dos puntos en el Benito Villamarín, con un penalti de libro no señalado sobre Neymar y, en la misma jugada, le robaron un gol que entró más de medio metro en la portería andaluza. Un gol que vio el mundo entero, pero no el árbitro. Desde que habló Piqué el Atlético marcó un gol al Barcelona en el partido de ida de la Copa que debió ser anulado por un flagrante agarrón previo sobre Suárez que el árbitro no vio. Desde que habló Piqué, en San Mamés y Anoeta le guindaron otros dos penaltis al Barça... La táctica de Roncero de manipular los datos se le gira en su contra y pone en cuestión su credibilidad, si es que en realidad pretende tener credibilidad. Anoche, ante el Atlético, el Barça resultó bastante más perjudicado que beneficiado, pero da igual. Lo importante, ya que el Real Madrid está fuera de la Copa, es echar porquería contra el Barça. Ahora Roncero sufre con las injusticias contra el Atlético. Poco o nada se le oyó hablar del atraco a mano armada que sufrió el equipo colchonero en la final de la Champions League en La Undécima adulterado y teñida de vergüenza. Entonces no se oyó a Roncero y ni siquiera a Simeone, ahora tan delicado con la labor de los árbitros. Los éxitos del Barça les revuelven las tripas. Es el llanto de los segundones que pierden y pierden y vuelven a perder. El sino del Real Madrid del siglo XXI.

Deja tu Comentario