2014-05-06 17:05 FC Barcelona Por: Administrador

Tomás Roncero, pillado en otro renuncio por culpa de twitter



Fede Peris

Han pasado los meses y Hacienda ya le ha hincado el diente a Iker Casillas, que ha tenido que pagar dos millones de euros para regularizar sus tributaciones. Y mientras Xabi Alonso espera su turno, se anuncian inspecciones en un buen número de integrantes de la plantilla blanca. "Por la boca muere el pez", sostiene el refrán. Por cierto, que se ha podido constatar entre los gaiteros mediáticos del presidente Pérez que se quiere ver una mano negra detrás de la inspección de Hacienda a Casillas por lo estratégico de la fecha. Qué curioso que cuando la víctima es el Barça, se lo tiene bien merecido. Si es el Madrid, hay una mano negra. El doble rasero de siempre.



El rasero que suele empllear por costumbre Tomás Roncero. Si Messi mira mal a Villa es un "dictador". Si Cristiano abronca, intimida y humilla a un canterano del Madrid ante 80.000 personas, es porque es un buen profesional y sólo busca la victoria. Así escriben la historia los palmeros de Pérez. Así la escriben y así se la creen. Lo que no quiere decir que lo que cuentan deba ser creído.  Se preguntaba anoche en El Chiringuito Roncero: ¿Y quién se creerá que es Cristiano para humillar a un canterano del Real Madrid ante sus público? ¿Y quién cree Roncero que es para desprestigiar a Xavi Hernández, como hace con cierta regularidad? ¿Es quizá campeón del mundo como él? ¿Aquí sólo tienen derecho a menosprecio los que han sido nombrados por Pérez para tal fin?

La sinrazón de la fe ciega del pensamiento único de Pérez lleva a estas cosas. "Todo el mundo está al día con Hacienda", decía. Y como eso, todo. No se puede vivir eternamente de la mentira.


Deja tu Comentario