2017-04-19 13:04 Real Madrid Por: Administrador

Tomas Roncero se reserva para el Barça para hablar de los árbitros



Fede Peris Tomás Roncero se dedicó ayer a lanzar porquería sobre el árbitro que hoy pitará en el Camp Nou, por si acaso. Su barcelonitis y complejo de inferioridad ante el Barça le llevó a decir que como el colegiado es holandés, será cruyffista y por tanto culé. Ese es el criterio y la contundencia de las argumentaciones de Tomás Roncero, líder del madridismo más radical, el que más gusta a Florentino Pérez en los papeles. Por eso existía curiosidad por comprobar su valoración del atraco a mano armada al Bayern del colegiado húngaro Viktor Kassai ayer en el Bernabéu. Esto es lo que ha escrito Tomás Roncero en el diario As. Ha hablado de todo menos del árbitro. Se reserva para mañana con el árbitro cruyffista y culé: "Por noches como esta ha merecido la pena dedicar una vida entera a este bendito equipo. El Madrid y la Copa de Europa forman el matrimonio más estable y apasionado que se conozca en el deporte profesional. El flechazo empezó en 1956, con la conquista de la Primera (luego llegaron cuatro seguidas más) y continúa 61 años después con la firma de otro récord: primer equipo capaz de alcanzar siete semifinales consecutivas. Esa química especial la sienten los jugadores, la maneja emocionalmente el Bernabéu y termina por intimidar a los rivales, que desde esta noche irrepetible ya saben que ciento veinte minuti en el Bernabéu son molto longo.
Hubo un momento de zozobra, pero ya se sabe que no hay gloria sin sufrimiento.Con 1-2, los agoreros ya imaginaban al Titanic estrellándose contra el iceberg del Bayern de Ancelotti, que murió de pie. Tal y como estaba previsto. Pero al final el fútbol es de los jugadores. Allí apareció Cristiano, el de siempre, para firmar un hat-trick que le entroniza como el primero de la historia en alcanzar los 100 goles en Champions. También irrumpió Marcelo, magia negra, capaz de hacer la jugada del año en una acción para el recuerdo en su partido 400 con esa camiseta que tanto honra con su talento y compromiso. Y el descabello de un Bayern boqueante y hundido lo puso Asensio. Marco es oro puro. Nos vamos a divertir con este chico...

Olés.

La prórroga acabó entre el éxtasis de la goleada y al placer de derrumbar al Bayern. Ese “enemigo íntimo”, como decía Álvaro Benito en el Carrusel. La afición acabó acompañando entre olés las últimas jugadas para terminar de enterrar los famosos cuernos de Augenthaler, la espantada del Bayern en el Trofeo Bernabéu, el 9-1 sonrojante de aquel terrible partido de verano, el corte de mangas de Van Bommel, las bravuconadas de Kahn... Les teníamos unas ganas bávaras. La cuestión terminó con un set favorable entre la ida y la vuelta (6-3) y desempatando a favor el duelo europeo entre ambos colosos. Ya les ganamos 6-5 en eliminatorias. La Bestia Negra ya es Blanca y la víctima reside en Múnich. Ahora somos nosotros los que escribimos la primera página del libro. Historia que tú hiciste...

Locura vikinga.

Mi señor padre gozó en la fila 23 del Fondo Norte (el Bayern le amargó muchas noches y les tenía muchas ganas) y mis amigos me muestran su euforia imaginando otra final en Cardiff con los dos equipos madrileños. Sin duda, Madrid y Atleti son los dos mejores equipos de Europa. Este duelo de hermanos merece un tercer asalto. Me lo recuerdan Balta de la Peña Andratx (¡viva AC DC!), Puchus de Olaf El Vikingo, Eduardo de Rincón de Soto, Javier ‘El Capone’ de Azagra y mi admirado Fede, de la Peña de Los Dos. Mucho ánimo, amigo. Tú vas a ver conmigo la Duodécima. Historia que tú hiciste..." O lo que es lo mismo: ni goles en fuera de juego, ni expulsiones que no eran, ni expulsiones que sí eran y no fueron ejecutadas... Esta es la credibilidad de Tomás Roncero, el eterno sufridor de una década de hegemonía culé que le tiene revueltas las tripas. Mañana será otra cosa. Si pasa el Barça, no hablará de otra cosa que no sea el árbitro. Y no necesita esperar a que lo haga mal. él ya ha decidido que así será.

Deja tu Comentario