2013-04-15 09:04 FC Barcelona Por: Administrador

Tomás Roncero sólo ve violencia cuando zurran al Madrid



Si Xabi Alonso primero y Arbeloa despues le pasan la mano por la cara a Messi para intentar ponerle nervioso, se trata de un gesto simpático y divertido. Si Mikel San José hace algo parecido con Cristiano Ronaldo, se altera el coro de mariachis cantores de Florentino. Y se altera Tomás Roncero, claro, que en twitter llora hoy de lo lindo: "Las imágenes eividencian que el Athletic debió acabar con dos o tres menos. Es absurdo negar la evidencia".

Tan absurdo como las evidencias que niega Tomás Roncero. Por ejemplo, las evidencias de los tristemente recordados clásicos de hace tres años, cuando el Real Madrid debía haber acabado cada uno de aquellos partidos con seis o siete jugadores en el campo. Entonces las imágenes eran evidentes (el vídeo de las hienas les dejó retratados), pero los censores del régimen mourinhista se encargaron de repetir aquello de que "el fútbol es un deporte de hombres" y justificaron las salvajes entradas con mala intención de los jugadores del Real Madrid con  la falacia de que "los jugadores del FC Barcelona se tiran y hacen teatro". Hasta tal punto llegó el grado de distorsión de la realidad que incluso se atrevieron a negar, trucando las imágenes, la brutal agresión de Pepe a Alves, acusando al brasileño de hacer cuento. Vamos, algo parecido a lo que sucedió recientemente con el delantero del Galatasaray Yilmaz, que fue pisoteado por Sergio Ramos dentro del área y en lugar de cobrar el penalti se encontró con una tarjeta amarilla por hacer teatro.



Ahora se quejan los voceros de Florentino de que en San Mamés debieron haber expulsado a dos o tres del Athletic. Se acuerdan de Santa Bárbara cuando truena... pero cuando los truenos son del prójimo. Cuando son propios miran hacia otro lado y se defienden calumniando al prójimo. Estilo Mourinho total.

 


Deja tu Comentario