2015-07-30 16:07 FC Barcelona Por: Administrador

Tomás Roncero ya ejerce de merengue enrabietado



Fede Peris

Un repaso a la cuenta de Twitter de Tomás Roncero en las últimas horas: "Vaya cantada de Masip. Cahill pone el 2-2. Vamos!". Eso, vamos, vamos. ¡Qué felicidad la de Tomás Roncero! El Barça, sin Messi, Neymar, Alves ni Mascherano y con menos días de preparación empata con el Chelsea de Mourinho al completo y Tomás Roncero es feliz porque el Barça no gana. Y lo celebra como si fuera la Undécima. Y ya se monta su película, una de esas películas que nunca acaban con final feliz... para él. El pasado año por estas fechas soñaba en su cuenta de twitter con el sextete. Luego, ni Liga, ni Copa, ni Champions League pese a la prepotencia demostrada en los sorteos y los malos augurios que le lanzaba al Barça. Morata acabó con el Madrid y Morata no pudo con el Barça. En cambio el Barcelona, el del ciclo que cada año se acaba, se llevaba el triplete por segunda vez, algo que jamás ha logrado el Real Madrid.



Pero Roncero es inasequible al desaliento. Más mensajes en su cuenta de twitter: "Barrido también en los penaltis. Espléndidos Piqué y Halilovic en sus lanzamientos. Esta vez no estaba Obrevo para rescatar al Barça... Sin ayudas extras el Barça vuelve a su cruda realidad. No pudo ni con el United ni con el Chelsea. Sólo ganó al Galaxy. Triplete de barro...".

Así de felices están en el entorno radical madridista. ¡Qué felicidad! Ahora resulta que el triplete es de barro. Así lo ha decidido Tomás Roncero, el que se revolcaba por los suelos viendo a Morata dejar fuera de Europa al Madrid, el que sufrió con la Juve impotente ante el Barça en la final de Berlín. Ante los pobres resultados del Real Madrid en los últimos tempos, a Tomás Roncero no le queda más atisbo de felicidad que ver perder al Barça. Los partidos de Estados Unidos son para él importantísimos. Cuando lleguen las supercopas, si las gana el Barça, serán chupitos. El discurso ya cansa. Pero todavia hay gente que lo compra y se lo cree. Y eso que el final de la película nunca coincide con las profecias anunciadas por el periodista de As, que le lanza un mensaje a Van Gaal: "Van Gaal, alias mister Ladrillo, quiere a nuestro capitán . Ni en sueños tulipán enrabietado. Ramos es nuestra bandera".

Ramos es su bandera, como Casillas, como Raúl, como Hierro... Otro que saldrá por la puerta de atrás. Es el problema que tienen las banderas en el Real Madrid.




Deja tu Comentario