2014-02-26 17:02 FC Barcelona Por: Administrador

Toni Freixa no tiene la conciencia tranquila



Así lo explica hoy Miguel Rico en Mundo Deportivo: "Ayer también pudimos saber que, de nuevo casualmente, Freixa pidió el lunes un informe al Presidente de la Comisión de Control y Transparencia del FCB por si esta coincidencia podía generar alguna incompatibilidad que, hasta la fecha, no había sido contemplada. Sin embargo, esto no es lo único novedoso del caso. Hay más.

Por ejemplo, fuentes de la máxima credibilidad nos confirman que el informe fiscal sobre el fichaje de Neymar fue de carácter verbal - salvocruce de emails - y que la operación se aprobó con la la firma (mosca) del director general, Antoni Rossich, y de Laura Anguera, Directora de los Servicios Jurídicos del club. Una reunión decisoria en la que también estaba el director del Área Económica y Recursos, Néstor Amela. Desde esa reunión se contactaba telefónicamente con el despacho de Segarra. Ahora, a la vista de los acontecimientos judiciales, se ha solicitado al despacho que haga por escrito esa valoración - que ya está terminada y que será la última porque el Barça dejará de trabajar con él - incluyendo todos los argumentos de defensa. Algo que, paralelamente, también hace el bufete Cuatrecasas, a quien se le encomendó el caso cuando Bartomeu - ya como presidente - y Faus, que conocieron el contenido del contrato el día de la firma, fueron teniendo constancia de las particularidades de la negociación".



Es decir, que Toni FMiguel reixa no debe tener la conciencia muy tranquila cuando se ve obligado a consultar, a posteriori, si ha incumplido con el código ético de la entidad del que tanto presumió Sandro Rosell en la campaña electoral. La actuación jurídica del FC Barcelona en el "negocio Neymar" suena a chapuza, como a chapuza suenan muchas de las intervenciones de Toni Freixa como portavoz del club. No es extraño, como apunta As, que en la última rueda de prensa Bartomeu compartiera mesa con Arroyo, Faus y Calsamiglia, Ahí tenía que haber estado Toni Freixa como responsable de la parcela jurídica del club, pero Bartomeu prefirió a Calsamiglia, seguramente con la esperanza de que Freixa no liara aún más el asunto. Su estrecha vinculación con su socio Ángel Segarra ha resultado nefasta para el FC Barcelona.

La posición de Freixa en esta junta está más que comprometida y tiene todos los números para saltar del club... en el caso de que esta directiva siga la próxima temporada.

 






Deja tu Comentario