2014-03-03 13:03 Real Madrid Por: Administrador

Trato de favor para Martino y el Barça



Teresa Sendín

El Tata Martino no podía sentarse en el banquillo del FC Barcelona al haber sido sancionado por la expulsión en el último encuentro de su club por lo que decidió sentarse en la grada, justo detrás de su banquillo, algo que, desde hace dos años, está prohibido. Aunque el árbitro del encuentro, Del Cerro Grande no lo especificó en el acta, el Comité Técnico de Árbitros podría llamar la atención del colegiado y sancionar al argentino según el Código Disciplinario de la Real Federación Española de Fútbol.



En concreto el artículo 55 del Código de la RFEF especifica: "La suspensión por tiempo determinado implicará la prohibición de alinearse, acceder al terreno de juego, al banquillo y a la zona de vestuarios y en caso de los técnicos, además de las prohibiciones antedichas, la de situarse en las inmediaciones del banquillo y la de dar instrucciones de cualquier índole y por cualquier medio a los que participen en el encuentro. Los técnicos que incurran en cualquiera de las prohibiciones antedichas, serán sancionadas de acuerdo a lo previsto en el artículo 104 del presente Código Disciplinario".

Por su parte, el artículo 104 expresa “Incurrir en cualquiera de las prohibiciones que recoge el artículo 55 y 56 del Código Disciplinario, en relación con el cumplimiento de la sanción de suspensión por partidos o por tiempo determinado. El autor o responsable de esa clase de hechos será sancionado con suspensión de uno a seis meses".

Además esta prohibido que los entrenadores estén dentro del estadio aunque sus clubes los cuelas a escondidas para que puedan estar en las instalaciones gracias a palcos Vips u otras ubicaciones donde los árbitros no les puedan ver.



Es visible el doble rasero de medición si al final Martino no es sancionado por el incumplimiento de la norma ya que a José Aurelio Gay, mientras fue entrenador del Racing de Santander, realizó los mismos actos de Martino tras ser expulsado en Guadalajara se sentó en la grada, algo que el árbitro recogió en el acta y el técnico fue sancionado con tres partidos.

Para que Martino fuera sancionado, el Comité tendría que entrar de oficio y sancionar o si hará la vista gorda al ser el FC Barcelona.


Deja tu Comentario