2015-01-07 22:01 FC Barcelona Por: Administrador

Tres partidos, tres derrotas. El Madrid va lanzado a por otro récord



Joan Tubau

Patético Real Madrid, que encadena tres derrotas en apenas diez días: Milan, Valencia y Atlético. Iban a comerse el mundo batiendo el récord de victorias, pero se han quedado sin gasolina y han dejado de remar cuando ya se veía la orilla. Ancelotti los ha quemado, los ha fundido y están acusando las  "exhibiciones" del inicio de temporada. Tres derrotas seguidas, pero allí nunca pasa nada. Florentino Pérez tiene anestesiada a su corte mediática y sus voceros ya se encargarán de echarle la culpa a alguien que no sea él. Al árbitro, al acomodador del pasillo 22 o al toro que mató a Manolete. Cualquiera menos Pérez.



De cualquier forma, hoy no podrá el Real Madrid echarle la culpa al árbitro, que ha perdonado la expulsión de Sergio Ramos y Arbeloa. El primero, después de recibir una tarjeta por agarrar con los dos brazos y a lo bruto a Raúl García dentro del área, se le ocurrió interceptar un balón con el brazo de forma voluntaria desviando su trayectoria. El reglamento dice que eso es tarjeta amarilla. Pero como era Sergio Ramos y el Real Madrid, mil perdones. Hay un reglamento para el Real Madrid y otro para los demás.

Y luego, para acabarlo de arreglar, Arbeloa, conocido en algunos ambientes como "El Cono", ha demostrado que va muy escaso de profesionalidad, porque un profesional nunca puede entrtar a otro como lo ha hecho él, a hacer daño y con mala fe. Ha entrado a Gabi sin balón y a lastimarle, pero el árbitro ni se ha enterado y, por pitar algo, ha decidido enseñarle tarjeta a Godín por protestar. Uno va a romper una pierna y sale de rositas. Y el que protesta, castigado. Y este, como su amigo Pepe, al que llaman "Don Limpio" porque ni le pitan faltas ni le enseñan tarjetas. Tampoco a Arbeloa hoy por una entrada salvaje y denunciable en la comisaría. Pero como ni le han enseñado tarjeta, también él podrá presumir de "Don Limpio", como el otro.

Así se arbitra en España cuando el Real Madrid está delante. ¡Lo que tienen que hacer para que Pérez esté contento y no les complique la vida!



Tres partidos, tres derrotas. Eso es una crisis con letras mayúsculas. Pero Florentino ya se las ingeniará para silenciar a sus voceros y que nadie se entere.


Deja tu Comentario