2014-04-05 22:04 FC Barcelona Por: Administrador

Tres puntos y nada más (3-1)



J.N.

El Barça jugaba esta tarde ante el último clasificado, un Betis ya condenado a la Segunda División, y tenía  mucho más a perder que a  ganar. Los hombres de Martino han salido confiados, buscando imponer su clásico juego con triangulaciones, paredes y control absoluto del balon. Casi sin querer llegó el primer gol gracias a un penalti cometido sobre Alexis en el minuto 14, en una jugada que, por cierto, fue un prodigio de cintura del jugador chileno, que se encuentra en un excelente momento de forma. Messi anotó el 1-0 y el Camp Nou mascaba ya la goleada.



También parecieron pensarlo los jugadores de Martino, que empezaron a hacer florituras, tuya-mías, buscando el pase imposible y renunciando al disparo para recargar todavía más su juego. Buscaban el más difícil todavía, pero el Betis no estaba para tonterías y no se sumaba a la fiesta. De cualquier forma, el Barça iba llegando, pero sus delanteros no acertaban. Ni Messi, ni Xavi ni Alexis tuvieron fortuna an te Adán en tres jugadas que pudieron dejar sentenciado el partido en la primera mitad.

Tras el descanso el Barça se ganó los silbidos de su público al replegarse atrás defendiendo el 1-0 y dejando el mando del partido a los andaluces. Ahí Busquets, hecho un coloso, mandaba con autoridad, y escuchó al Camp Nou corear su nombre con convicción por primera vez. Xavi no conseguía darle profundidad al juego blaugrana e Iniesta estaba espeso, muy espeso. Para acabarlo de arreglar, delante Messi no veía una y Pedro empataba con él a desaciertos. Delante sólo Alexis parecía tener las ideas calras.

Y llegó el segundo, en un autogol bético de Jordi Figueras forzado por Pedro. El Barça se relajó aún más y se produjo el tanto bético que sumió al Camp Nou en un estado de angustia total. Fue un fallo defensivo general al que Pinto no supo ponerle remedio. Afortunadamente,  a cinco mintuos del final, Amaya, con una mano dentro del área, provocó un penalti que Messi, con suspense convirtió en el tercer gol aprovechando el rechace de Adán, que detuvo el lanzamiento de su penalti. El partido quedaba visto para la sentencia, pero dejaba muchos interrogantes abiertos.



¿El colista no motiva lo suficiente a los jugadores del Barça? ¿Veremos otra imagen el miércoles en el Calderón? ¿Tiene problemas Martino para mentalizar a sus hombres cuando delante no tienen a un rival de postín? Salvo Busquets y Alexis, que han estado excelentes, la nota del resto de jugadores apenas supera el aprobado. Resta esperar que la entrada de Neymar en los últimos compases del partido, forzando el segundo penalti, y la de Cesc en lugar de Iniesta sirva el miércoles para solucionar los cuartos de final de la Champions League. Jugando como hoy, seguro que no superan al Atlético. Es posible que el objetivo fuera lograr tres puntos y seguir la estela del Atlético. Por ahí, objetivo cumplido, pero el público, ese público al que Alves tanto reclama apoyo, hoy se ha enfadado cuando ha visto a su equipo defender ante el colista un 1-0. El públco también necesita ser animado por sus jugadores y hoy no lo han hecho.

El Barça hoy ha renunciado a sus señas de identidad. No podía jugar asustado ante el colista. Eso no era el Barça. Sólo resta esperar que lo de hoy sólo haya sido un accidente.


Deja tu Comentario