2012-04-07 21:04 FC Barcelona Por: Administrador

Turienzo marca la diferencia de criterio en la Liga y en Europa



En primer lugar, el penalti de Víctor Valdés sobre Lafita nunca debió ser señalado. Si en la Champions League no se señaló la pena máxima en la salida de Abbiati sobre Alexis Sánchez hoy se tenía que pitar la falta en el interior del área. Ha sido una acción muy similar, lo que demuestra el diferente rasero de los árbitros en Europa y en España.

Por otro lado, tampoco debió subir al marcador el tanto de Aranda. El delantero recibe en una posición de fuera de juego claro. Está ligeramente adelantado al último defensa del FC Barcelona, Carles Puyol, con lo que la jugada debería haber sido anulada. Además, ha permitido exageradamente las acciones violentas del Zaragoza, que ha acabado el partido con una cantidad de faltas espectacular, pero pocas tarjetas a proporción.



El mismo individuo que le robó al Barça la victoria en Cornellá-El Prat en el partido ante el Espanyol en unas manos de Raúl Rodríguez dentro del área que evitaron la victoria azulgrana. Dicho de otro modo, Turienzo le birló al Barça dos puntos importantísimos que le permitían en su momento seguir pisándole los talones al Real Madrid. También intentó evitar la goleada azulgrana por 5-1 que le endosó el FC Barcelona al Valencia en el mes de febrero.

Por otro lado, al conjunto blanco le regaló el partido ante la Real Sociedad. El colegiado no señaló un penalti de Arbeloa a Aguirretxe que significaba mantener dentro del partido a los donostiarras. Como en la anterior ocasión, dos o incluso tres puntos que debieron volar del Santiago Bernabéu. ¿Se necesitan más argumentos para ir con cuidado con Turienzo Álvarez?


Deja tu Comentario