2012-09-27 23:09 FC Barcelona Por: Administrador

Txiki, el recomendado de Cruyff (III)



Motta, contra Txiki
El secretario técnico intentaba hacer caja con Motta en el verano de 2007, pero éste, sabedor de que Gio había abandonado el club con la carta de libertad, pedía el mismo trato, especialmente por tratarse de un futbolista formado en los equipos inferiores del club. Motta estaba dolido porque el secretario técnico había manifestado públicamente que el Barça no contaba con él. "Sorprende que Txiki diga públicamente una cosa así, perjudica para negociar con otro club.  Sus palabras me han perjudicado. Ahora hay que aclarar el tema.
Si el Barça no cuenta conmigo, como dijo Txiki, negociaré la carta de libertad para buscarme un equipo yo mismo
", como hizo Gio siguiendo lo que Txiki definió como “política del club”.
Decía Motta el 31 de agosto de 2007: “No entiendo por qué a unos les dan la carta de libertad y a otros no. Yo llegué gratis y soy de los 3 que menos cobran, aunque se vaya diciendo por ahí que mi ficha es muy alta (…) Txiki y Laporta no son el Barça, son personas que están de paso, como yo”. Una vez comprometido con el Atlético de Madrid Motta diría: “Txiki y Laporta no iban de cara y les falta sinceridad”. Dos años después el Inter pagaría 15 millones al Genoa por Motta. Otro ejemplo de indolencia y falta de tablas en la gestión del secretario técnico.

Giuly se va echando pestes
Nada más aterrizar en Roma, a Ludovic Giuly le faltó tiempo para poner en duda la organización deportiva del Barça. “En el Barça casi no se entrenaba el aspecto físico y allí la competencia no era sana. Ahora espero en Italia ganarme un puesto en el campo, porque aquí la competencia es sana, todo lo contrario de lo que sucedía en Barcelona”. Giuly se refería a las alineaciones por decreto que confeccionaba Rijkaard.



Generoso Txiki
El 16 de octubre de 2007 sostenía Begiristain que “queremos ser justos con quien se lo merece”, refiriéndose a Messi, y desvelaba el interés del club por renegociar el contrato firmado con el argentino apenas un año antes con el 2014 como fecha de caducidad. ¿Otro contrato mal hecho que necesitaba ser revisado apenas unos meses después de ser firmado? A Messi se le firmaron cinco contratos en cinco años.

La Copa África
En Rac 1 Txiki confesó que había pedido a Eto´o y Touré Yaya que no participaran en la Copa África que iba a disputarse en enero de 2008. Ni caso. El famoso compromiso del que hablaba Laporta brillaba por su ausencia y las gestiones del secretario técnico seguían siendo estériles.

Cierra las puertas a Cesc
Mantenía Begiristain el 17 de octubre de 2007 que la decisión de alejarse del Camp Nou la había adoptado Cesc Fábregas “buscando lo mejor para él, pero no lo mejor para el Barça” y venía a cerrarle las puertas del club en un futuro próximo. Luego, en marzo de 2008, le diría a Xavi Torres en el Gol a Gol de TV3: "Cuando decides marchar hay un riesgo, que es no poder volver". Y para confirmar el riesgo, apenas tres meses después Txiki le abría las puertas de par en par a Piqué, quien, como Cesc, optó por abandonar el Camp Nou. La diferencia entre Cesc y Piqué es que mientras el primero se cotizaba en 50 millones, Piqué era accesible por sólo cinco. Sin embargo, Txiki se desdijo de sus palabras y Laporta intentó por todos los medios, aunque sin éxito, abandonar el Barça dejando a Cesc fichado.



Le desmienten por Riquelme
Txiki Begiristain puso en juego públicamente su credibilidad al asegurar que “en caso de traspasar a Riquelme, el Villarreal tendría que abonar al FC Barcelona el 25% de la operación”. Al director general del Villarreal, José Manuel Llaneza, le faltó tiempo para corregirle el 18 de octubre de 2007 aclarando que el Barça sólo cobraría el 25% de la plusvalía generada con relación al precio que pagó el Villarreal al Barcelona. Parecido, pero distinto. Y es que, aunque Cruyff crea lo contrario, los futbolistas no tienen por qué estar necesariamente puestos en asuntos de economía ni interpretar con diligencia la letra pequeña de los contratos.
El Barça cobró 7 millones por Riquelme, más 3 variables, de los cuales sólo percibió uno por el acceso del club castellonense a las semifinales de la Champions League. Por tanto, el 25 % que iría a parar a las arcas de Soriano saldría del total que cobrara el Villarreal de Boca Juniors por Riquelme a partir de los 8 millones pagados.

Le abre la puerta a Gudjohnsen
El 25 de octubre de 2007, como ya hizo el año anterior con Saviola, Txiki le enviaba un mensaje a Gudjohnsen, su fichaje: "Quedarse no es la mejor opción para él". Dicho esto, Gudjhonsen empezó a jugar con un nivel más que correcto. Dos meses antes sostenía: “Hay una opción de que se pueda marchar. Va a ser difícil que tenga minutos teniendo en cuenta que se ha fichado a Henry y que también están Dos Santos y Bojan". En apenas un año, una adquisición que costó 12 millones y que disfrutaba de una de las fichas privilegiadas en la plantilla, se convertía en material de deshecho en el Camp Nou.

”Tenemos identificados los problemas”
En una entrevista concedida en noviembre de 2007 al programa “Els millors anys de les nostres vides”, de Catalunya Ràdio, Txiki Begiristain tranquilizaba a los socios del Barça ante la decepcionante temporada del equipo blaugrana: “No señalamos a nadie, pero ya tenemos identificados los problemas. El análisis interno ya está hecho y las soluciones están dentro de la plantilla”. Lejos de aplicar soluciones eficaces, la situación se fue deteriorando más y más hasta consumarse el fracaso de una segunda temporada en blanco, a pesar de que los problemas estaban “identificados”. La imagen que ofrecía la secretaría técnica era de descontrol absoluto.

Txiki, mira el teletexto y haz algo”
El 25 de diciembre de 2007 Josep Capdevila ponía la voz de alarma en la web de Sport: “Para explicar lo que había pasado en el tramo final de la pasada temporada, Txiki Begiristain nos dio a los periodistas uno de esos titulares de impacto. "El problema es que mirábamos el teletexto, íbamos primeros y parecía que no pasaba nada".
Como me gusta aprender de los demás, hoy he sido yo quien he mirado el telexto. Y ponía: Primera División. Clasificación. Líder: Real Madrid, 41 puntos; segundo, FC Barcelona, 34 puntos. He sacado la calculadora, más que nada para no equivocarme, y me da que el Madrid le lleva al Barça siete puntos. Si suponemos, que no sería nada raro, que el Madrid nos gana en el partido del Bernabéu ya serían 10 puntos, más el goal-average, 11 puntos. Para que nos entendamos, hay que remontarles cuatro partidos en algo más de una vuelta.
Esta vez, el teletexto, como el algodón, no engaña. Ya no hay excusas. Y como se supone que en temas deportivos la responsabilidad es del secretario técnico, pues no nos queda más remedio que pedirle a Txiki que entre turrón y turrón, haga algo. ¿Qué tiene que hacer? No lo sé, la verdad, pero tampoco es decisión mía lo que hay que hacer. En Can Barça el que cobra para tomar esas decisiones es él. Como todo ser humano, tiene todo el derecho a equivocarse. Ya lo dicen, errar es de humanos. Pero lo que me temo que el culé no entendería es que no se hiciera nada. Que, como pasó la pasada temporada, sigamos mirando TODOS hacia el otro lado, como si nada pasara.”.
Josep Capdevila avisó, pero como los que tenían que hacer algo estaban por esperar a final de curso para dar las notas, acabó pasando lo que tenía que pasar: cero títulos por segundo año consecutivo.

Cesión gratuita de Marc Crosas
Txiki Begiristain decidió ceder a Marc Crosas al Olympique de Lyon en el mercado de invierno 2007-08 en un momento en el que Rijkaard no podía disponer de Touré Yaya, participando en la Copa África, para cubrir el pivote defensivo. Curiosamente al club francés le salió gratis la cesión, mientras que el Barça incorporaba por esas fechas al portero Pinto, procedente del Celta y en calidad de cedido hasta final de temporada, abonando 500.000 euros. Otro ejemplo de eficiencia. Para acabarlo de arreglar, la cesión de Crosas no significó ningún derecho preferencial sobre la plantilla del club francés, como meses después pudo constatarse con el frustrado fichaje de Benzema.

Un problema de autoridad
El 29 de enero de 2008, cuando ya empezaba a ser evidente que la temporada iba a acabar tomando los mismos derroteros que la anterior, Josep Maria Casanovas denunciaba en Sport que “en este club, ahora, falta autoridad deportiva. Txiki no quiere enfrentarse a Rijkaard y Rijkaard no quiere enfrentarse a los jugadores. Conclusión: no manda nadie y las aguas siguen bajando revueltas (…) La directiva, que a raíz del fracaso de la pasada temporada dijo haber aprendido la lección y ser capaz de tomar medidas, se encuentra, otra vez, en la misma situación que hace un año. Todo el mundo ve con preocupación que esto es otro castillo de naipes que se va desmoronando y que tiene muchas posibilidades de acabar en fiasco. Aquí recientemente se ha nombrado un vicepresidente deportivo que ha puesto muchas horas de trabajo y mucha voluntad, pero se ha estrellado contra la inercia de un vestuario que se rige por unas reglas no escritas que van más en defensa de los intereses personales que los del equipo”.
”Aquí vivimos de crear expectativas. Primero, teníamos la mejor plantilla del mundo; luego nos quisimos creer que el Madrid no aguantaría este ritmo; más tarde nos agarramos a la vuelta de Henry; más recientemente, pusimos todas las esperanzas en Messi y la titularidad de Deco y ahora sólo nos queda Ronaldinho.

Y en El Rondo del 10 de marzo de 2008 Alfredo Martínez confirmaba el descontrol reinante en el vestuario denunciando que a Bojan le hacían el vacío en el vestuario.

Navarro, Sergio García y Cesc
La selección española ganaría ese verano la Eurocopa con Puyol, Iniesta y Xavi, pero también con Cesc, que se fue del Barça en cuanto llegó Laporta, Fernando Navarro y Sergio García, dos futbolistas que no eran válidos para el Barça mediático laportista, pero que sí servían para proclamarse campeones de Europa con la selección. El caso de Navarro, fichado finalmente por el Sevilla, es especialmente sangrante habida cuenta los laterales que el club tuvo que contratar a golpe de talonario (Gio, Sylvinho, Zambrotta, Abidal, Maxwell) para cubrir una función que él hubiera podido desempeñar con acierto en el Camp Nou. Pero a Navarro y Sergio García se los encontraron en la mochila y había que deshacerse de ellos, no fuera a ser que pudieran ser acusados de vivir de las rentas del pasado.

La cultura del teletexto
En el ya histórico congreso mundial de peñas, ese en el que Laporta soltó el inolvidable; “¡Al loro, que no estamos tan mal, hombre!”, Begiristain sintonizó con su presidente. Mientras Laporta hablaba de “embaucadores”, Txiki se dedicaba a crear falsas esperanzas en una liga en la que “seguimos vivos” y “estamos a un paso de las semifinales de la Champions”. Txiki seguía aferrado a la cultura del telexto. Y añadía, en el mes de marzo: “Los objetivos, aunque con dificultades, se están cumpliendo y no contemplamos la posibilidad de no ganar títulos”. Finalmente la tuvo que contemplar.

Miente sobre Mourinho
Francesc Aguilar le sacaba también los colores en Mundo Deportivo a Txiki por mentir en Gol a Gol: “Txiki Begiristain es director técnico, un empleado destacado del Barça. Se debe al socio que le paga. Por eso, no está nada bien que falte a la verdad cuando dice que no se ha reunido con Mourinho, como hizo ayer en TV3.
Txiki, en compañía del vicepresidente Marc Ingla, se reunió en Lisboa el 10 de enero pasado con Jose Mourinho y su mánager Jorge Mendes. Incluso hablaron de firmar un precontrato y la excusa de los dirigentes barcelonistas fue que no, porque en el Barça se acaba por saber todo en dos días, que sería un riesgo demasiado grande. Le pidieron de palabra que esperara y 'Mou' dijo que sí, pero también dejó claro que si le llegaba una oferta interesante (leáse Inter) no la dejaría pasar”
.

Golf en Bulgaria en un momento delicado
A mediados marzo de 2008, en plena crisis de juego y resultados, Begiristain se fue a jugar a golf a un campo VIP de Bulgaria junto a los amigos Stoichkov y Perrín, éste siempre dispuesto a todo con tal de coger el avión. En el último tramo de la temporada Messi cayó inoportunamente lesionado. El jugador, como siempre, se fue a su país para recuperarse. Con Txiki jugando a golf, ningún representante del cuerpo médico viajó con Messi para controlar la lesión, cuestión que quedó en manos de la AFA.

Falta de liderazgo
El 17 de marzo el Barça perdía el tren de la liga en Almería. Allí Txiki censuró el juego del equipo y lamentó una “falta de liderazgo en el campo”. Curiosa reflexión del responsable técnico cuando la temporada entraba en su tramo final, en la fase en la que debían decidirse los títulos. El Barça afrontaba ese momento sin líderes en el campo. Mala suerte, debió pensar Txiki, a quien le pagaban, se supone, para que al Barça no le faltara de nada en el campo. Begiristain planificó una plantilla sin líder y, a diferencia de otros altos cargos de confianza en el club, en lugar de recibir el finiquito seguía disfrutando de los mejores años de su vida en nómina del FC Barcelona. Hacía sólo unos días se sumaba al “que no estamos tan mal”. Ahora al equipo le faltaba un líder. En algún momento mintió Txiki.

“Me estoy llenando de argumentos”
Lo dijo Begiristain copiando, sin citarle, a Núñez: “Me estoy llenado de argumentos para tomar decisiones. Ahora estamos en los cuartos de final de la Champions y hay que transmitir seguridad y confianza””. Eso dijo Núñez poco antes de echar a Cruyff del Barça. Era la manera más lógica, según el criterio de Txiki, de animar al vestuario. Tras una derrota en el Benito Villamarín le decía a Xavi Torres en Gol a Gol: “Estamos en el momento más importante de la temporada y todos nos jugamos continuar o no”. ¿Todos? Txiki sabía mejor que nadie que ese charco a él no le podía salpicar.

La calle, contra Txiki
Por esas fechas Mundo Deportivo preguntaba a sus lectores: “¿Crees que Txiki está capacitado para liderar el nuevo proyecto deportivo del Barça?”. Sobre un total de 8.106 opiniones, 1.152 (el 14%) pensaban que sí y 6.954 (el 86%) rechazaban su continuidad. Los aficionados empezaban a hartarse del establishment.

Un vestuario de cachondeo
Lo denunciaba José Luis Carazo en Sport: “Una muestra evidente del grado de cachondeo y descontrol que reinaba en el vestuario blaugrana esta temporada se constató hace pocos días durante un control antidoping interno que realizó el propio club para comprobar la optimización del metabolismo respecto a algunas vitaminas (…) Se trataba de recoger muestras de orina de todos los jugadores. Pues bien, algún gracioso -el club lo tiene totalmente identificado- debió de pensarse que era el momento de hacer una broma pesada a los servicios médicos del club y en vez de miccionar en el frasco depositó una muestra de agua con vitamina C diluida, pensando que si se trataba de una muestra para saber el nivel de vitaminas en el cuerpo, qué mejor que ofrecer vitamina C por un tubo. Afortunadamente era un control del club y los datos son de consumo interno porque una broma de este calibre en un control de la UEFA le hubiera acarreado la suspensión de dos años para el jugador. Esperemos que ese jugador en cuestión no se pase un día de gracioso”.


MAÑANA, PRÓXIMO CAPÍTULO

Txiki, el recomendado de Cruyff (IV)

Plantilla viciada / No quieren venir al Barça  / “¡Que no les embauquen!” / La asignatura pendiente / Más deseos, más embaucamientos / Alves, más caro / ¿Y qué pasa con Txiki Begiristain? / Más descontrol por las vacaciones / Otros sí dimiten / Begiristain, ratificado / Tirón de orejas de Laporta / “Fructífero” viaje a Brasil / Despide al descubridor de Amor y Bojan / "El Barça tendría que respetar más al Arsenal" / De vacaciones  / Deco y Baptista / Buena decisión / Lento de reflejos / Txiki tira la piedra... / Resumen final

VER CAPÍTULOS ANTERIORES



Deja tu Comentario