2011-12-31 18:12 Real Madrid Por: Administrador

Último intento por fichar a Neymar



Cuando todo parecía perdido en cuento al fichaje de Neymar, el Real Madrid ha reavivado su interés por el ‘crack’ brasileño, según apunta el diario As. El conjunto blanco no quiere dejar en bandeja al Barça el fichaje del futbolista, por lo que ha llegado a la conclusión de que tiene que seguir presentando batalla hasta el final e intentar convencer al futbolista y al club brasileño de que el mejor destino de futuro es la capital de España.

Así, el club merengue podría hacer un ofrecimiento tras los Juegos Olímpicos de Londres 2012, donde una de las grandes atracciones será el ariete. José Mourinho tiene claro que Neymar tiene que jugar en el Real Madrid pase lo que pase, ya que sus informes señalan que es un futbolista único que no se le puede escapar a la entidad y que en el futuro su calidad puede generar muchos réditos, tanto económicos como en forma de títulos.



El Real Madrid ha coqueteado con Neymar desde antes del pasado verano, pero las conversaciones acabaron por caer en saco roto tras dilatarse demasiado en el tiempo. Ese tiempo lo ha aprovechado el Barça para intentar echar sus redes sobre el futbolista, pero como ha señalado el presidente del Santos, Luís Álvaro de Oliveira, pese a las informaciones de la prensa culé que señalan que Neymar ya estaría fichado, él no ha firmado nada con nadie y seguirá intentado sacar el mayor precio por el traspaso de su estrella: “No hay nada firmado por Neymar, los catalanes son muy creativos. No es para menos, de ahí salieron artistas como Miró, Gaudí o Dalí. Es todo tan secreto que hasta yo lo desconozco, podrían haber falsificado mi firma", ha señalado el máximo representante del club paulista.

En la entidad de Concha Espina están tranquilos y apelan a su fuerza económica para echar el resto por Neymar. El Madrid podría llegar a pagar 60 millones de euros por hacerse con el pase del delantero, cifra a la que le costaría llegar a la entidad catalana. Así, se atisba que en los próximos meses se seguirá hablando, y mucho, de un culebrón que parece que nunca terminará.


Deja tu Comentario