2016-06-24 08:06 Reportajes Por: Administrador

Umtiti y la peculiar historia de los centrales franceses del Barça



El fichaje de Samuel Umtiti por el Barça cada vez está más cerca de hacerse realidad. Después de dejar marcharse a Marc Bartra, y ante las posibles bajas de otros centrales como Thomas Vermaelen o Javier Mascherano, en el club azulgrana han decidido no posponer más la llegada de un defensa joven para el eje de la zaga. A pesar de que se han puesto otros nombres sobre la mesa, parece que el que acabará por materializarse es el del jugador del Olympique de Lyon. Y no es la primera vez que en Can Barça se recurre a los centrales franceses para cubrir los huecos: en la historia del club las ha habido de todos colores. Laurent Blanc abre la particular historia de los galos en esta demarcación culé. El que esta temporada ha sido técnico del PSG llegó al Camp Nou con Bobby Robson en el banquillo, pese a que fue una petición de Johan Cruyff. A pesar de que sólo vistió de azulgrana durante una temporada, Blanc deleitó al público culé con una gran salida de balón, algo muy importante para la disciplina barcelonista. Sin embargo, la competividad por el puesto y la presión por el Mundial de 1998 precipitaron su adiós. Los tres compatriotas que sucedieron a Blanc pasaron por el Barça con mucha más pena que gloria. Son los casos de Frédéric Déhu, Emmanuel Petit y Philippe Christanval. El primero se incorporó a un equipo campeón de Liga con Van Gaal, pero tan sólo disputó once encuentros y no cuajó en los esquemas del holandés. Tampoco tuvo continuidad Petit, que tuvo que luchar ante la manía de Serra-Ferrer, entonces técnico azulgrana, por reubicarlo en la defensa. Por otro lado, Christanval llegó como una gran promesa después de despegar en el Mónaco, pero su escasa velocidad le condenó. Sin embargo, la historia cambió a la par que la suerte azulgrana. En 2006, después de que el Barça levantara la Champions en París, Laporta fichó a Thuram de una Juventus condenada a la Serie B por el asunto del 'Calciopoli'. Pese a que coincidió con los dos años más oscuros de la época Rijkaard, el francés aportó experiencia, aunque no continuidad. En 2008 se marchó, y llegó al club culé el defensor francés que más ha triunfado de azulgrana en los últimos años.

Abidal y la Champions de 2011

Hablamos de Éric Abidal. Después de una primera temporada muy discreta, el '22' explotó con Guardiola en el banquillo. Fue uno de los héroes más destacados del 'Pep Team' y aunque llegó como lateral en varias ocasiones se desempeñó como central en el club culé, donde levantó la Champions de 2011. El último central francés que ha vestido -y sigue vistiendo- la camiseta del Barça es Jérémy Mathieu. El ex del Valencia no tuvo la mejor recepción en Can Barça -el club tuvo que pagar 20 millones por él-, pero entre las críticas y algunas actuaciones polémicas, el defensa ha protagonizado grandes momentos, como un gol decisivo ante el Real Madrid.

Deja tu Comentario