2015-12-20 13:12 FC Barcelona Por: Administrador

Un 5-0 dedicado a Tomás Roncero: Quien ríe último ríe mejor



Empezó el Real Madrid 2015 pasada hablando de sextete (las portadas de As y Marca están ahí) y han acabado hablando de cerete mientras el Barça ha ido encadenando uno tras otros todos los títulos que se han puesto a su alcance: Liga, Copa, Champions, Supercopa de Europa y Mundialito. Con Guardiola llegó lo máximo, el sextete. Con Luis Enrique no ha habido sextete, pero sí repóker. A lo máximo que ha llegado el Real Madrid en su vida, que no sabe lo que es el triplete, es a acumular cuatro títulos en un año. Y a medida que han ido cayendo los títulos en el bando blaugrana, lo normal en el siglo que nos ha tocado vivir, y a medida que se han ido acumulando los fracasos en el Real Madrid, la respuesta de la caverna mediática madridista más casposa siempre ha sido la misma: "reid, reid, que quien ríe último ríe mejor". Y el Barça no ha dejado de reir en toda la temporada. Ha reído el primero, el segundo, el tercero, el cuarto y también el último. Se entiende así la rabia mal contenida del madridismo radical representado por Tomás Roncero, ese que no quiere al Barça en la competición española, pero que rabia por sus triunfos aquí y fuera. Iniciaba Roncero el día en su cuenta de twitter con un "Forza River!!". Debemos entender todos que él es muy madridista y desea que el Barça pierda siempre. Debemos entenderlo todos con la misma lucidez que él no encuentra para comprender que a Gerard Piqué le pasa lo mismo con su equipo. Durante el partido, Roncero ha babeado su habitual bilis: "Messi se acomoda el balón con el brazo. Hasta Kiko lo ha reconocido en la transmisión de Tele5. Son incapaces de ganar sin trampas. Penoso". Trampas, penoso... El mundo entero ha asistido a una nueva lección magistral del Barça en la línea del rapapolvo histórico del Bernabéu y Tomás Roncero sólo ve trampas y penas. Quizá por aquello de que "piensa el ladrón que todos son de su condición". Y lo más divertido de Tomás Roncero, lo que más llena de orgullo al barcelonismo, porque confirma la grandeza de un Barça que crece y va a más, ha sido la respuesta "ruiz" de quien no consigue digerir los éxitos del rival: "Por cierto gracias al coraje del Athletic y al gran Aduriz los culés se quedaron sin el cacareado Sextete. No se puede tener todo en la vida". Así lo expresa Tomás Roncero en un tuit que refleja la realidad: "no se puede tener todo en la vida". Eso rige para el Barça. Para el Madrid rige otra cosa: "sí se puede tener nada en la vida". Cero títulos. Como diría Tomás Roncero cuando celebra los goles inútiles y perdedores de Cristiano Ronaldo, los que llevan la firma del fracaso: "Toma, toma, toma, toma y toma!!!". Y no hay otro toma porque "no se puede tener todo en la vida". Ahora toca sacar lo de que "quien ríe último ríe mejor" de quien está eliminado en la Copa y a cinco puntos de dos rivales en la Liga. El Barça empezó a reír en enero y sigue riendo en diciembre. Y a los que no tienen nada en esta vida no les queda más recurso que hablar de Piqué y abrir el cava para celebrar que el Athletic ganó a Supercopa. Así es la vida de quien está condenado a escribir las hazañas de un equipo comparsa que un día lució en blanco y negro y que se ha convertido en una moda caída en desuso y en el olvido. Acaba 2015 con otra manita: Barça, 5 títulos - Real Madrid, 0 títulos. Efectivamente, no se puede tener todo. Hay que conformarse con lo que se tiene. Y sin acritud.

Deja tu Comentario