2014-04-18 12:04 FC Barcelona Por: Administrador

Un aficionado denuncia que fue agredido por la policía por ser catalán



Se trata de Rafel Martín, un aficionado barcelonista de Cadaqués, que ha denunciado en 8TV el trato recibido por la policía durante la final de Copa celebrada en Valencia a la que él asistió para animar al FC Barcelona. Según su testimonio, fue detenido por la policía en el descanso del partido cuando se disponía a ir al lavabo con una bandera estelada anudada al cuello. Ocho policías le bloquearon el paso, según ha denunciado, le golpearon y le detuvieron sin motivo aparente. "Sin decirme nada - ha manifestado Martín-, uno de ellos me cogió por el cuello y gritó "te vas a enterar, catalán de mierda". Inmediatamente empecé a recibir puñetazos en la cara y por todo el cuerpo. Me bajaron hasta donde tenían el furgón policial. Notaba una mano cogiéndome el cuello, me estaba asfixiando. Pensaba que me mataban. Me pusieron las esposas, sin leerme mis derechos, me llevaron a Comisaría y de allí a un Hospital porque pedí hacer un parte médico. Pasé la noche en el calabozo y por la mañana me pusieron en libertad, sin fianza, acusado de un 'delito de falta por no identificarme".

Es decir, Martín no pudo ver la segunda parte y fue de Mestalla a la comisaría y de ahí al hospital por los golpes recibidos. Además, se enfrenta a un juicio por resistencia a la autoridad. Él presentará hoy una denuncia porque el informe médico refleja que sus heridas son producto de una agresión. Su caso es el de una de las seis detenciones que se produjeron en Mestalla, todas de seguidores barcelonistas y por resistencia a la autoridad. Curiosamente no se produjeron detenciones ni ilevantamientos de actas con seguidores del Real Madrid. La bandera con la cruz gamada y otros símbolos fascistas presentes en la Fan Zone del Real Madrid fueron bien acogidos por la policía. En cambio, parece, la bandera independentista exige la intervención inmediata.



La directiva del FC Barcelona debería intervenir para esclarecer los hechos y, si es preciso, desenmascarar a los culpables.


Deja tu Comentario