2015-07-25 23:07 FC Barcelona Por: Administrador

Un Barça de entidad sucumbe por falta de gol (1-3)



Jarno de Luca

Salió el Barça al Levi’s Stadium con las ganas de dominar sobre el verde y volver a vèncer tras la buena imagen demostrada ante Los Ángeles Galaxy en el primer partido de pretemporada. Y Luis Enrique Martínez ponia en liza a un equipo muy parecido al de por aquel entonces, con la novedad de Piqué en lugar de Bartra, Adriano por Douglas en el lateral derecho y Rafinha como extremo Izquierdo, ocupando el lugar dejado por Munir.



Los primero minutos fueron claramente azulgranas y todo parecía que se iba a deantar de su lado. Una falta de Luis Suárez al palo y una ocasión marrada de Sergi Roberto sólo ante De Gea ponían en sobre aviso a los red. El Barça dominaba de cabo a rabo el encuentro y parecía que sólo era cuestión de minutos que se adelantaran, pero justamente en el minuto 7 llegó el gol de Wayne Rooney tras un saque de esquina ejecutado por Ashley Young.

El Manchester se adelantaba en el marcador pero el amo del partido seguían siendo los culés. Otra vez Sergi Roberto, de lo mejor del Barça, volvía a tener una ocasión importante pero su chut tocó en un defensor y se fue a córner. Después del baño azulgrana Rooney volvió a poner el miedo en el cuerpo, en el segundo chut entre los tres palos de los ingleses en el minuto 30. La mala suerte y la pólvora mojada siguió en la delantera culé que en el 42 veía como el delantero charrúa Luis Suárez estrellaba el según balón en el palo. Con una nueva ocasión azulgrana murió la primera mitad. 

A la vuelta de vestuarios Luis Enrique ha sorprendido a todos cambiando a Adriano por Rakitic y dejando a Sergi Roberto de lateral derecho. Convirtiéndose así el canterano en el chico para todo sin ninguna queja, queriendo siempre jugar cuanto más mejor. El ManU se mostraba muy duro desde el principio y Phil Jones se ganaba la amonestación tras una fea entrada a Pedro.



Los azulgranas dominaban y los británicos se defendían, Vermaelen se mostraba muy seguro por arriba y con la pelota sacada, dejando claro que puede formar una gran pareja junto a Piqué. El croata Rakitic lo intentó varias veces y en una falta en el 58 a punto estuvo de poner el empate, pero la pelota se fue rozando la escuadra del meta madrileño. 

Tres minutos después Phil Jones cometió un penaltie sobre Luis Suárez que Baldomero no pitó y, tras ello, una combinación del charrúa con Pedro acabó con gol anulado de Luis Suárez por fuera de juego, que tampoco era. Las ganas del uruguayo por marcar le hicieron no tirarse en lo que había sido un claro penal. Tras ello Louis Van Gaal cambió a todo su equipo, a los once jugadores. 

Algo que parecía podía confundir a los ingleses, hizo lo propio con los culés que, tras una gran jugada de combinación, encajaban el segundo tanto por mediación de Lingaard. Tras el gol Lucho dio entrada a cinco cerebros nuevos para dosificar a los titulares y comprobar como se encuentran hombres como Sandro, Halilovic o Gumbau. Y uno de los nuevos, Munir, tuvo en su cabeza acortar diferencias tras un buen centro de Rakitic que acabó estrellándose por tercera vez en el palo. 

En el último minuto de partido llegaron en podo menso de 30 segundos los dos últimos goles del partido. Primero fue Rafinha, con una gran volea desde fuera del área a pase de Sergi Roberto. Y tras reanudarse el encuentro fue Januzaj el que se plantó ante Jordi Masip y batió al cancerbero catalán.

Poco más tras esto, y es que se notó la diferencia de ritmo entre ambos equipos, pues el Manchester United lleva más días de pretemporada que los muchachos de Luis Enrique.


Deja tu Comentario