2012-03-03 23:03 FC Barcelona Por: Administrador

Un Barcelona de campeonato remonta a la heroica (3-1)



El Sporting de Clemente vino con el autobús al Camp Nou y lo aparcado delante de la portería de Juan Pablo. Tres centrales en liza y sin delanteros. El jugador de los asturianos más en punta fue De las Cuevas, un media punta.

El Barça comenzó muy fuerte durante los primeros minutos. Los hombres de Javier Clemente ni se han movido de su propio campo mientras iban aguantando como podían las embestidas azulgranas. Ha avisado Sabih en el minuto 2 del partido con un disparo que se ha ido ligeramente desviado. La segunda ocasión clara no ha tardado en llegar.



Después de  una posesión eterna, Dani Alves ha protagonizado la segunda ocasión clara del Barça y la primera entre palos, pero su disparo sin ángulo ha muerto sin problemas en las manos de Juan Pablo. Un minuto después el Campo Nou ha podido cantar el primer gol, pero ha sido el de calentamiento porque Pedro estaba en fuera de juego.

Ahí el Barça se ha visto ya muy superior, demasiado, y  ha bajado un pelo la intensidad, dando aire a los asturianos. Pero de nuevo la máquina azulgrana se  ha puesto en funcionamiento y Alves ha vuelto a crear peligro por la derecha, pero su jugada ha acabado con la primera jugada polémica del partido, cuando De Las Cuevas se ha desentendido del balón para derribar al brasileño con los brazos.

El partido ha seguido con la misma tónica: dominio azulgrana pero con demasiadas imprecisiones en los metros finales, lo que ha mantenido muy tranquilos a los defensas sportinguistas. Todo ello, sumado a las triquiñuelas del colegiado, hacían presagiar una noche difícil en el estadio azulgranas.



 

Player Video...
//

 

Pero por fin, en el minuto 41, un destello de calidad en los jugadores azulgranas ha permitido  realizar una combinación perfecta, de aquellas que parecen imposibles. Adriano ha hecho una pared con Keita en el exterior del área, el malí se la ha devuelto al centro y el brasileño se la ha puesto en bandeja a Andrés Iniesta, que sólo ha tenido que empujar el balón al fondo de las mallas. Ahí ha despertado el Sporting, que ha realizado las únicas dos aproximaciones en toda la primera parte.

El planteamiento del técnico vasco fue una clara declaración de intenciones que el Barça debía de superar. Pero no fue la única barrera que surgió en el partido. Tras conseguir el gol el Barça por obra de Iniesta, apareció la presión arbitral.

La segunda parte no ha empezado tan bien para los azulgranas. En la primera aproximación de los visitantes al área De Las Cuevas ha caido intencionadamente y ha engañado completamente al colegiado, que ha expulsado sin dudar a Piqué. La parte positiva es que la expulsión ha servido a la afición para reconciliarse con uno de los mejores jugadores que han pasado por el Camp Nou.

El árbitro se encargó de cargarse el partido. Velasco Carballo expulsó de forma rigurosa, por no decir totalmente injusta a Piqué con roja directa. Inmediatamente después de la expulsión el sportinguista Barral empató el partido. Acción, reacción. Expulsión y tanto del rival.

Velasco Carballo expulsó de forma rigurosa, por no decir totalmente injusta a Piqué con roja directa. Inmediatamente después de la expulsión el sportinguista Barral empató el partido. Acción, reacción. Expulsión y tanto del rival.

Anteriormente, Velasco ya había dejado de señalar dos penaltis por empujones nítidos dentro del área en la primera mitad. Uno de Gálvez a Dani Alves y otro de Botía a Keita. El colegiado no quiso verlos, como tampoco las manos en la segunda mitad cometidas por Nacho Cases.

La falta ha impactado en la barrera pero la continuación de la jugada ha permitido al Sporting marcar el gol del empate por medio de Barral, que acababa de entrar en el terreno de juego.

El escándalo de cada semana volvía a producirse. Velasco Carballo en la segunda parte salió enchufado para cargarse el partido y casi lo consigue. Con el 1-1, Clemente sacó el manual de cómo perder tiempo y desesperó a los jugadores del Barcelona, a Guardiola y al respetable.

El Barça no desfalleció y siguió intentándolo con más ganas. Un esfuerzo que tuvo la recompensa con el golazo de Keita. El centrocampista azulgrana acertó un potente disparo que se coló fuera del alcance de Juan Pablo.

Impresionante el carácter del Barcelona para superar las adversidades. No se adredó pese a verse gravemente perjudicado por el árbitro. El equipo con diez reaccionó e incluso cuando se quedó con nueve con la lesión de Alexis Sánchez, quien tuvo que abandonar el campo sin poder ser sustituido, al haberse realizado los tres cambios.


Deja tu Comentario