2012-10-03 15:10 FC Barcelona Por: Administrador

Un cabezazo se cotiza igual que reclamar una falta: 2 partidos



El Comité de Competición ha estimado "que existe un error material manifiesto en la apreciación de los hechos" por parte del árbitro, porque "no se produjo una agresión en sentido estricto, sino un forcejeo entre jugadores rivales juntando sus respectivas cabezas". Es decir, toda la comprensión del mundo hacia el agresor. La misma comprensión que no tuvo Tito Vilanova en Pamplona, ni el propio Tito cuando fue agredido por Mourinho o Messi cuando fue pisoteado por Pepe. Es decir, el Comité de Competición lanza un serio aviso al Barça porque a su entender el club blaugrana salió beneficiado. Y eso no se puede consentir.

Competición también señala en su resolución que "el jugador rival (Cesc Fábregas) exagera en efecto las consecuencias del citado forcejeo, aparentando haber recibido un cabezazo violento que no es tal".



El Comité ha decidido no obstante sancionar a Medel con dos partidos "por producirse de manera violenta con otro futbolista", con multa accesoria en cuantía de 700 € al club y de 600 € al infractor. Mateu Lahoz, justificó su expulsión "por propinar un cabezazo en la cara de un adversario sin estar el balón en juego". El Comité crea un precedente al cuestionar la labor arbitral, algo que jamás se ha producido cuando las imágenes le dan la razón al Barça.

El Sevilla alegó que no existió una agresión provocada por un cabezazo, sino que Medel "se encaró con su rival juntando sus respectivas caras" y que Cesc Fábregas "simuló deliberadamente ser objeto de una agresión o de un acto violento".


Deja tu Comentario