2012-01-04 10:01 Real Madrid Por: Administrador

Un clásico para asaltar el liderato y acallar a los culés



Este miércoles se enfrenta el mejor ataque a la mejor defensa, dos equipos contrastados que tiene entre ceja y ceja pugnar hasta el final por ser el equipo hegemónico del campeonato español. El Real Madrid tiene claro que no hay mejor regalo de reyes para sus aficionados que seguir con su racha triunfal como local venciendo al Barça y colocándose como líder de la Liga Endesa.

El conjunto madridista suma veinticuatro victorias consecutivas en el campeonato doméstico como local. Desde la jornada 34 de la temporada 2009/2010, dieciocho meses han pasado ya y el equipo blanco no sabe que es caer en su propio territorio, una baza que será fundamental en el partido ante el Barcelona. El apoyo de los suyos y seguir siendo un huracán en ataque son las grandes puntos fuertes de los madridistas.



El Real Madrid quiere cerrar página de la última derrota liguera del año 2011 ante el Joventut (78-75) venciendo a su máximo rival. Sin sus grandes estandartes, Rudy e Ibaka, que hace un mes que partieron de vuelta a la NBA, y sin Novica Velikovic, con problemas en su rodilla izquierda, Pablo Laso confiará su suerte a la inspiración de Mirotic y Singler, además de tener un buen tiro exterior con Jaycee Carroll.

El plantel blanco solo se ha llevado tres de los últimos dieciocho enfrentamientos contra los azulgrana, el último en liga regular el curso pasado en la Caja Mágica, cuando se impusieron 77-72. Así, si el Madrid quiere asaltar el liderato tendrá que vencer por una diferencia de más de dos puntos, valor en el que le superan los culés.

La juventud es uno de los grandes valores de este equipo, 24 años de media, lo que permite pensar que este equipo tiene aún un gran recorrido por delante. Frente al Regal Barcelona, que con 27 años de media, y sin su estrella Juan Carlos Navarro en pista por lesión, tendrá problemas para parar al Real Madrid.



El Palacio de los Deportes registrará un lleno absoluto. Los seguidores madridistas están con su equipo y esperan que su feudo siga siendo un bastión inexpugnable que permita a los suyos acostarse líderes venciendo a su máximo rival, el Barcelona.


Deja tu Comentario