2015-01-30 08:01 FC Barcelona Por: Administrador

La directiva del Barça parece un gallinero



Fede Peris

La junta directiva del FC Barcelona parece un gallinero. De hecho no es la junta que hubiera designado Josep Maria Bartomeu para rodearse de personas de confianza. Son los hombres elegidos a su gusto por Sandro Rosell y con ellos tiene que cargar Josep Maria Bartomeu haciendo equilibrios para que no trascienda al exterior el clima de división reinante allí dentro.



Anoche le dimitió Jordi Mestre, el vicepresidente deportivo, que no es un tema menor. Fue a raíz del informe presentado por Raúl Sanllehí relacionado con la sanción de la FIFA. Mestre dimitió y Bartomeu no le aceptó la renuncia. A estas alturas no conviene dar síntomas de desunión a menos de medio año de las elecciones.

Pero la cosa no acabó ahí. Toni Freixa, otro hombre cien por cien Rosell, se las tuvo con el presidente por la nueva equipación que Nike ha decidido unilateralemente para el primer equipo del Barça la temporada que viene. Según informa Sport  tuvieron una enganchada en la que el polémico ex portavoz de la junta recriminó al presidente no haber tenido informada a su junta directiva y también por no consultar su decisión de convocar elecciones. Bartomeu, harto, optó por imponerse a la brava: "Lo decido yo y yo decidí que no".  A Bartomeu no le queda más solución que imponer por la fuerza sus galones para poner orden en una junta en la que cada uno hace la guerra por su cuenta respondiendo a sus particulares intereses.

Así es difícil imaginar a Bartomeu con alguna posibilidad en las próximas elecciones liderando una junta que será recordada por su desunión.




Deja tu Comentario