2014-04-04 11:04 FC Barcelona Por: Administrador

Un directivo monta una "fiestuki" en pleno funeral de Bartomeu



Pedro Riaño

Eran las 18:10 horas de la tarde de ayer. Josep Maria Bartomeu respondía a las preguntas de los periodistas sobre un tema serio, muy serio: el castigo de la FIFA al FC Barcelona que le impide realizar fichajes. La plana mayor de la directiva estaba allí presente escuchando a su presidente. También estaba Javier Bordas, el hombre del Barça en Madrid, a quien el escándalo le ha pillado con el paso cambiado.



Es normal, a esa hora, las 18:10, mientras Bartomeu se explicaba, él estaba organizando una fiesta en uno de sus locales a través de twitter: “El viernes por la noche P y C están montando un fiestón en el Nuba, las cenas están completas. Recomiendo venir a las copas. Besos y abrazos”. Eso mismo, besos y abrazos. Muchos abrazos son los que este directivo da en Madrid representando al FC Barcelona. ¿De qué le han servido al club los besos y abrazos de este tipo que representa al Barça ante la Real Federación Española de Fútbol y no se ha enterado de nada? Lo más grave es que en lugar de tratar de enterarse escuchando a su presidente, él iba ayer a lo suyo, montando fiestas, pensando en las copas (no de Europa) y repartiendo besos y abrazos.

Hay que empezar a preguntarse si no es normal todo lo que le está ocurriendo al Barça si sus destinos los rigen personajes como el citado Javier Bordas, un tipo simpático y afable. El mejor repartiendo besos y abrazos. Podría haberse ocupado de enviarle besos y abrazos a la FIFA anticipándose a la tormenta que se avecinaba. Pero no, las copas no dejaron ver a Bordas el temporal que se le venía encima al Barça.

 






Deja tu Comentario