2013-09-25 12:09 Real Madrid Por: Administrador

Un ex árbitro denuncia acoso anti-Madrid



Paradas Romero ha explotado. Tras retirarse en febrero del arbitraje en extrañas circunstancias, ahora ha salido a la luz toda la verdad. Él mismo ha explicado lo ocurrido.

El andaluz se vio obligado a dejar el arbitraje por la presión recibida por no haber echado a Mourinho en un partido contra el Rayo Vallecano. Tras la expulsión de Ramos por doble amarilla, el técnico luso empezó con sus típicas protestas desde la banda. Paradas decidió no expulsarle, lo que le supuso la reprimenda de Díaz Vega, dirigente del Comité Técnico de Árbitros, que le dijo que no había tenido agallas.



"Le contesté que yo no era la persona más indicada a la que debía decir eso. Más que nada, porque había expulsado a Mourinho dos veces". Y es cierto. Paradas ya expulsó al portugués en un Madrid-Murcia de Copa, lo que le hizo estar más de un año sin arbitrar a los blancos. Después, volvería a expulsarle en un Villarreal-Madrid.

Pero el malagueño va más allá. Considera que Díaz Vega la tomó con él porque en realidad lo que quería era proteger a su amigo Muñiz Fernández, asturiano como él. Recordemos que Muñiz tiene faltas tan graves como iniciar una segunda parte faltando un portero bajo el arco. "Me sorprendía que en reuniones con árbitros se pusiera alguna jugada en la que fallaba yo por un agarroncito y no se pusiera, por ejemplo, el vídeo de un partido en el que un equipo empezaba con diez futbolistas".

Incluso en una reunión privada en una habitación del hotel Meliá Barajas, Díaz Vega le volvió a faltar a Paradas. "Negó parte de la conversación que habíamos tenido por teléfono. No me llegó a insultar, pero levantó la mano de forma desafiante". Paradas Romero señala también a Sánchez Arminio. Reconoce que es un buen hombre, pero que le faltó valor para mediar en la contienda.



La intervención de Paradas concluye con otra curiosa afirmación. Y es que Díaz Vega siempre le acusó de ser bajito. "A algunos allegados míos les llegó a decir que Paradas era íntegro y valiente, pero bajito. ¿Qué pasa, que los árbitros tienen que medir 1,80?". 

Parece, pues, que las cadenas de intereses también llegan al arbitraje. Sin duda, la polémica está servida.


Deja tu Comentario