2012-02-02 08:02 FC Barcelona Por: Administrador

Un "generalísimo" le buscó las cosquillas al Barça en el aeropuerto



Se puede decir: "que pasen el control como los demás". Cierto. Sin embargo, también es cierto que la expedición del FC Barcelona, que coge el avión un promedio de cuatro veces al mes, jamás se había visto sometida, ni en España ni en Europa, al celo mostrado por el guardia civil que anoche se empeñó en incordiarles y en retrasar la salida del avión buscando sustancias peligrosas en la bolsa de hielo de Alves para calmar el dolor, en los champús de Puyol y Thiago y en los chándals de todos los jugadores, que se convirtieron en peligrosas porque "tienen cremallera".

Si lo que pretendía era retrasar el vuelo del FC Barcelona y restarle horas de sueño a los jugadores, lo consiguió cumpliendo a rajatabla la legislación vigente. Es sólo una anécdota de una situación a la que no están acostumbrados los jugadores del Barcelona en ningún aeropuerto del mundo. El empate-derrota del Valencia le debió doler mucho al caballero y quiso así contribuir con la causa ché, aunque, eso sí, "cumpliendo con su deber".




Deja tu Comentario