2012-06-16 10:06 Real Madrid Por: Administrador

Un mes para desatascar la ‘Operación Salida’



Justo dentro de un mes, el 15 de julio, el Real Madrid volverá al trabajo en Valdebebas. Tras el periodo de vacaciones, el tercer proyecto del técnico portugués verá la luz, y para entonces Mourinho tiene claro que quiere tener perfilada la plantilla, que no haya que esperar a última hora para conocer bajas y altas.

Mourinho no quiere que este verano se repitan casos como el de Drenthe o Gago el curso pasado. El futuro de ambos futbolistas no se resolvió hasta el último día del mercado estival, algo que hizo perder al Real Madrid el tiempo, no sacar un buen rendimiento de sus salidas. El técnico portugués quiere contar desde el principio con los que serán sus futbolistas durante todo el curso.



José Ángel Sánchez ha recogido el testigo del míster portugués. Sabe que siete futbolistas tienen el cartel de transferibles y que hay que resolver cuanto antes su futuro. Prioritaria es la desvinculación de Fernando Gago y Pedro León. Ambos futbolistas estuvieron el curso pasado cedidos lejos de Madrid, y Mourinho no les dará una nueva oportunidad, no entran en sus planes. El argentino podría quedarse definitivamente en Italia, donde Roma o Inter de Milán podrían ser su nueva casa, o incluso volver a Argentina para defender los colores de Boca Juniors. El caso de Pedro León es complicado, pero espera resolverse cuanto antes. El murciano fue cedido con una opción de compra obligatoria al Getafe, pero los azulones no quieren asumir su alto coste, 8 millones de euros. Las buenas relaciones y el entendimiento harán que el conflicto se resuelva cuanto antes. Caso parecido es el de David Mateos, el cual, como os cantamos en el sector madridista de Madrid-Barcelona, podría regresar a la casa blanca, pero para jugar en el Castilla.

Tras estos tres casos, mucho más complicado que el resto, llega la situación de Ricardo Carvalho, Hamit Altintop, Ricardo Kaká y Lassana Diarra. La salida de este último también entra en el plano de prioritaria. Sus desplantes y salidas de tono no han gustado al Real Madrid, quien baraja opciones desde Italia, Francia e Inglaterra para desprenderse del futbolista galo. Los casos de Ricardo Carvalho y Hamit Altintop son parecidos. Ambos no entran en los planes de Mourinho. Son conocedores de que no tendrán muchos minutos el próximo año, por ello trabajan en varios frentes. La vuelta a sus países de origen parece la situación más proclive. Carvalho maneja una oferta del Sporting de Lisboa y Altintop del Galatasaray, las próximas semanas serán claves para resolver su futuro.

El caso más especial de todos es el de Ricardo Kaká. Con una ficha salarial estratosférica, su salida es la más complicada. Su venta no es prioritaria, Mourinho le incluye en sus planes, pero si llega una oferta se escuchará y si es lo que el Madrid cree conveniente para su venta, lo venderá. Si esta situación no se produce, Kaká continuará un año más y será tan válido como el resto de la plantilla.



A partir de la resolución de estas salidas, se trabajará en las llegadas. Como os venimos comentando, Mourinho solo ha pedido dos refuerzos al Real Madrid, un lateral derecho y un centrocampista, por lo que se seguirá rastreando en el mercado cual es la opción más interesante, y cuando allá ventas, se producirán las compras. 


Deja tu Comentario