2014-03-20 10:03 Real Madrid Por: Administrador

Un negocio de Sergio Ramos pone en pie de guerra a la clase política



T.R

El nuevo negocio de Sergio Ramos en Marbella está levantando todas las polémicas en el enclave malagueño. Hace un tiempo, el defensa del Real Madrid adquirió, a traves de una  de sus sociedad, un antiguo campo de fútbol que ha decidido convertirlo en un parking y para la construcción de los accesos está siendo necesaria la tala de mas de 60 árboles de la zona.



Con esta tala, Sergio Ramos ha conseguido tener en contra a toda la oposición del consistorio del municipio que está intentando parar la tala de dichos árboles e incluso ya pedido ayuda a la baronesa Thyssen que ya ha estado al frente de otras protestas ecológicas aunque todavía la baronesa no se ha pronunciado si les ayudará o no. 

Desde Izquierda Unida y Vox ya han protestado por los problemas que está ocasionando en Marbella el proyecto urbanístico del grupo Gestora Mediterránea de Infraestructuras, que es propiedad de Sergio Ramos y la parcela del Francisco Norte, donde quieren ubicar dicho parking ya ha estado envuelto en polémica ya que formó parte del sumario del `caso Malaya´.

Según las declaraciones que El Confidencial ha recogido, los concejales de los diferentes partidos de la oposición han asegurado que la tala de los más de 60 árobles centenarios va en contra del Plan General de Ordenación Urbanística, además de ser un atentado ecológico.

Desde la empresa de Sergio Ramos, Ernesto Heraiz, uno de los altos cargos, ha asegurado que “Nosotros no tenemos nada que ver con la tala de árboles. Eso es cosa del Ayuntamiento que es el que nos ha de facilitar el acceso. Sobre lo que hacen los municipios o dejan de hacer es algo en lo que nosotros no nos metemos”.




Deja tu Comentario