2013-04-04 12:04 FC Barcelona Por: Administrador

Un nuevo ejemplo de trato de favor al Real Madrid



Álvaro Arbeloa vio la tarjeta amarilla en el minuto 55 del partido contra el Zaragoza por "derribar a un contrario en la disputa del balón". El Comité entendió que la prueba de vídeo aportada por el Real Madrid "permite concluir que, en efecto, el hecho reflejado en el acta arbitral no existe, pues no puede apreciarse en modo alguno la existencia de un derribo por parte del jugador amonestado".

O lo que es lo mismo, el Real Madrid tiene potestad para rearbitrar los partidos a su gusto y salirse con la suya. Decisiones arbitrales que el vídeo confirma que son erróneas, se producen cada jornada en la Liga española y el Comité de Competición no se dedica a desautorizar a los árbitros corrigiéndolas. Sin embargo, cuando el Real Madrid está por medio, todo es posible. El vídeo, por ejemplo, demostró que Pérez Lasa se comió un penalti de Sergio Ramos a Adriano en el último Madrid-Barcelona, pero en ese caso nadie movió un dedo para hacer justicia. Ni siquiera le han llamado la atención al colegiado. Será porque hizo lo que tenía que hacer: perjudicar al Barcelona.



Empieza a ser preocupante el mando que tiene el Real Madrid sobre los organismos del fútbol. Y lo que es más preocupante es que esta decisión sobre Arbeloa del Comité de Competición no creará ningún precedente, porque cuando alguien reclame justicia basándose en las imágenes del vídeo le responderán que los partidos no se pueden rearbitrar.

¡Y luego hablan de villarato! Hay que tener la cara muy dura.


Deja tu Comentario