2012-10-24 12:10 Real Madrid Por: Administrador

Un partido "made in Champions" en Dortmund (20:45h.)



El duelo no es definitivo para el devenir del grupo, pero sí puede asestar el golpe de gracia a la clasificación para octavos con la mayor tranquilidad posible. Se decía antes de empezar la Champions que el D sería el cuadro de la muerte. Después de dos jornadas y seis puntos en el bolsillo, el Madrid obtendría al menos cinco puntos de ventaja sobre el propio Borussia y el City de ganarle a los germanos. Situación que sería inmejorable a falta sólo del peligroso viaje a Manchester en lo que a salidas se refiere.

Quitando esto, el Real debe pensar más en lo que puede ganar en cuanto a imagen, fortaleza y autoestima se refiere que en los propios puntos. Su historial en Alemania refleja noches amargas, derrotas, encuentros durísimos y ratos de sudor y de apretar los dientes. En realidad al aficionado merengue le caen bien los teutones. Blasfema de los equipos germanos porque contra ellos siente exigencia, nota un duelo de altos vuelos y de contrincantes de nivel. Les respeta. Un espectáculo a la altura de la historia blanca, que ha sido forjada para noches como la de hoy. Es día para agarrar con fuerza la cerveza y contagiarse de la maravillosa tensión de un choque de tráilers.



Y agárrenla con fuerza, porque lo que le espera al Madrid y, particularmente, a Casillas detrás de su portería será un infierno amarillo. Los fondos del Westfalenstadion son famosos por su calor durante los partidos. Más de 25.000 voces cantando, saltando y gritando que retumbarán en los oídos de un Iker ya de por sí medio sordo de escuchar críticas por todo lo que hace o refleja de puertas para fuera. Si el sábado pasado ante el Celta obtuvo la bendición y el cariño del Bernabéu, hoy puede ganarse otra vez el respeto de toda Europa. 

Ambientes y escenarios aparte, Mourinho confiará de nuevo en el "no-experimento" de Essien en el lateral izquierdo y mantendrá al prodigio Varane y a Pepe en la zaga. Ramos volverá a ser el lateral derecho. Aprovechará la recuperación de Khedira para no perder músculo en el centro del campo y Xabi y Özil serán los timones del barco. Cristiano y Di María sobrevolarán las bandas y parece que Benzema será el titular en detrimento de Higuaín en la delantera.

Once tipo en un partido no apto para experimentos y de los que gana no sólo el que mejor juega, sino el que más entero permanece durante los 90 minutos. La recuperación de Kaká todavía no llega para estas exigencias y hay ganas de ver a Modric en duelos de este tipo, pero tendrá que ser desde el banquillo. Sólo queda esperar a que lleguen las 20:45 y disfrutar de un partido marca Champions.




Deja tu Comentario