2014-07-27 09:07 Real Madrid Por: Administrador

Un penalti absurdo priva al Real Madrid de una cómoda victoria (1-1)



Carlos Muñiz

Un Real Madrid en horas bajas, con hasta cinco jugadores del filial copando el once y sin Cristiano, James y muchas de las grandes estrellas han sido capaces de plantarle cara a un Inter con Handanovic, Vidic o Icardi. Y es que, con Gareth Bale, todo es mucho más fácil.



El galés por fin podrá hacer la pretemporada tras la ausencia de rodaje del curso pasado y ha quedado muy claro que para él no existen los amistosos. A los pocos minuotsde comenzar, el ayer delantero golpea un balón desde másde 35 metros que Handanovic sólo puede seguir con la mirada hasta el fondo de la red. Una verdadera obra de arte, sin duda. Garethse echó el equipo a la espalda y pudieron caer más goles para los blancos.

Ya en la segunda parte, sin el galés, el ritmo del encuentro bajó y un penalti tonto provocado por Sobrino hizo que Icardi pusiese el definitivo empate en el marcador. El encuentro se fue a los penaltis y ahí los italianos vencieron por 3-2 obteniendo dos puntos en este torneo de verano por uno de los de Carlo Ancelotti.


Deja tu Comentario