2013-11-10 23:11 FC Barcelona Por: Administrador

Un terreno de juego indigno de la mejor liga del mundo



Joan Tubau

El campo del Benito Villamarín es un auténtico papatal, hasta el punto de que el propio club verdiblanco ha volcado sobre el césped arena verde para que no se noten las calvas que presentan. El terreno, seco y desigual, era una trampa mortal para los jugadores del FC Barcelona, que han tenido que estar más pendientes de dónde apoyaban el pie que de sus rivales.



La cuestión es que el césped levantaba mucha arena y presentaba muchos baches, por lo que los jugadores del FC Barcelona, que no lo conocían, se las han visto y se las han deseado para acabar el partido sin torceduras o lesiones musculares. Todos menos Messi, que tuvo que irse en el mintuo 20, y Cesc, que abandonó el campo cojeando después de pisar mal al caer en el jugada que significaba el 0-4. Martino, consciente de lo que estaba sucediendo, optó por retirar a Neymnar, antes de tener que recurrir a la camilla.


Deja tu Comentario