2012-08-09 22:08 Real Madrid Por: Administrador

Un vendaval blanco arrasa al Milan (5-1)



Player Video...
//

 

Y es que, si en el capítulo de salidas el Madrid intenta desprenderse de Kaká, en el capítulo de llegadas podríamos no dejar la lista a cero, porque Di María ha vuelto y de qué manera. Tras pasar un año bastante complicado y con muy poca presencia en el equipo debido a las lesiones, el argentino está siendo el jugador más en forma de la pretemporada.



Velocidad, verticalidad, regate, asistencias, goles... el albiceleste aporta muchísimo y si se mantiene a este nivel, verle junto a Özil, Cristiano y Benzema con Xabi como escudero puede ser un auténtico espectáculo esta temporada. Si el Madrid hizo lo que hizo el año pasado, ganar una Liga como la ganó y con los récords que batió sin el argentino, qué no podrá hacer disfrutando de él durante toda la campaña.

El '22' del Madrid abrió el marcador a los 23 minutos con una obra maestra. Özil sacó un córner que despejó la defensa y desde la frontal, Di María enganchó una volea que más bien se pareció a un 'Home Run', por hacer homejane al escenario del encuentro, un Yankee Stadium lleno hasta la bandera y que disfrutó de lo lindo con el partido. Abbiati apenas pudo tocar el misil, que se fue alejando de su posición para clavarse en la portería.

El Milan empató gracias a una buena triangulación entre Nocerino, Cassano y Robinho. El brasileño remató de primeras y con el exterior un pase interior del otro ex madridista. Un magnífico detalle de calidad, todo hay que decirlo, de un futbolista del que siempre se esperó mucho más.



Con empate se llegó al descanso, pero la segunda parte fue para Cristiano. El portugués, que aún no se había estrenado esta pretemporada y que jugaba en una de sus ciudades favoritas, no podía fallarle a sus incondicionales y hizo dos tantos "made in CR7". El primero, culminando una contra llevada por Lass que acabó con un pase al hueco del francés y un cañonazo de primeras del luso con su pierna izquierda, a la escuadra y por el palo del portero. Después, volvió a batir a Amelia (que salió en la segunda mitad) gracias a un pase de Kaká, ya sobre el campo, que le asistió para dejarle sólo y que pudiera definir de nuevo en carrera, pero esta vez por bajo y de forma sutil.

Los últimos minutos dieron para que Kaká sirviera otras dos asistencias de gol. Una, en un saque de esquina que Ramos remató de cabeza adelantándose a la defensa italiana y otra, quizá la más meritoria de la noche, por encima de toda la defensa, para Callejón, que no faltó a su cita con el gol en el minuto 88.

En lo que se refiere a los banquillos, Mourinho se tomó el partido de forma más seria que los anteriores y esta vez sacó de primeras a más hombres titulares, haciendo sólo cuatro cambios al descanso. Apostó por Benzema en lugar de Higuaín para el inicio y por el doble pivote Lass-Khedira. Sobresaliente de nuevo la pelea entre ambos delanteros por hacerse con el puesto, asegurará muchos goles.

Un serio correctivo de los blancos a un Milan que evidenció encontrarse en pleno proceso de reconversión y que añora tiempos mejores. ¿Y Kaká? Veremos si acaba de 'rossonero', pero lo cierto es que se echó en falta la presencia de un líder sobre el campo, algo que sin Ibrahimovic parece que los italianos han perdido.


Deja tu Comentario