2015-01-28 23:01 FC Barcelona Por: Administrador

Un zapatazo al linier se castiga igual que un balón lanzado fuera



Fede  Peris

Lo de Cristiano Ronaldo sale a buen precio: dos puñetazos y patada sin intención de jugar el balón se salda con dos partidos de pena. Arda Turan se saca la bota y se la tira a la cara al linier en el partido de esta noche ante el Barcelona, con mala puntería, afortunadamente, y eso se salda con tarjeta amarilla. Lo del zapatazo de Turan fue exactamente igual de grave que la infracción de Messi lanzando un balón fuera del campo cabreado. 



Para Gil Manzano tiene el mismo valor intentar agredir al linier en la cara con un tiro al blanco echando mano de una bota que la inocente acción de Messi que ha servido para perder aproximadamente diez segundos. Y luego Raúl García ha iniciado la caza y captura de Neymar y ha acabado el partido como si tal cosa. Mario Suárez si ha visto la roja, pero ha necesitado hacerle cinco faltas mal intencionadas a Messi para que el colegiado cayera en la cuenta de que iba con mala fe.

El árbitro Gil Manzano ya mostró de qué palo iba cuando vio en Mascherano una falta que no era y remató la faena metiéndola dentro del área cuando el choque se produjo fuera. A partir de ahí, todos lo demás tiene su explicación. Y es que de la misma manera que los árbitros tienen miedo de enfadar a Florentino Pérez, con el Barça todos se atreven,. Y ya se sabe, en caso de duda se pita contra el Barça.


Deja tu Comentario