2011-08-19 18:08 FC Barcelona Por: Administrador

Una agresión ante las cámaras no puede quedar impune



Pero hay dos problemas. En el caso de Marcelo, el cambio de reglamento le favorece, ya que los jugadores expulsados sólo pueden cumplir sanción en la competición en que vieron la roja. Por tanto, el brasileño no tendrá castigo hasta que el Madrid vuelva a jugar la Supercopa.

Lo de Mourinho va por otros derroteros. La acción del portugués, vista y criticada en todo el mundo, sólo podría ser sancionada por la RFEF si se reflejase en el acta arbitral, cosa que Fernández Borbalán no hizo. Así que Antiviolencia debería entrar de oficio, pero no puede hacerlo si el Barça no denuncia, cosa que sorprendentemente, Sandro Rosell no quiere hacer.



Con estas, parece que una de las actuaciones más vergonzosas que se han visto en el futbol español va a quedar sin sanción. Luego no extrañamos de que Europa se ría de nuestra Liga.


Deja tu Comentario