2011-12-09 18:12 Real Madrid Por: Administrador

Una campaña para desestabilizar



En los últimos días han sido continuas las tácticas de la caverna culé para intentar desestabilizar al madridismo y más concretamente a los integrantes del equipo merengue, pero parece que estos no han conseguido su objetivo. Desde Barcelona se ha apelado a atacar directamente al vestuario blanco señalando que la relación de Mourinho con Özil pendía de un hilo, que los canteranos estaban en contra de Mourinho, o incluso se han llegado a enfadar porque el luso no ha salido hoy a la rueda de prensa en lugar de Karanka. Falacias.

En todo lo que llevamos de temporada ningún medio se había quejado de si a los madridistas les importaba o no que su entrenador saliera a hablar en la rueda de prensa, incluso se había llegado a apuntar que cuando salía era para calentar los partidos. Este viernes, Mourinho decidía ceder el testigo a Karanka, pero estaba claro que, hiciera lo que hiciera, para un sector iba a estar mal. Al madridismo le da lo mismo que hable o no Mourinho, lo que quiere es ver que mañana el luso puede certificar con sus tácticas los tres puntos y dejar la liga un poco más cerca de los brazos madridistas.



Nadie se cree el rollo ese de que Özil y Mourinho no se llevan bien. El portugués ha confiado con los ojos cerrados siempre en el alemán, algo que no hizo en su momento Guardiola y que acabó decidiendo que el mediapunta se vistiera de blanco antes que de azulgrana, algo que ha escocido con el tiempo en Cataluña.

Por último, la cantera siempre ha estado con el portugués, no en vano de la mano de Mourinho han debutado once futbolistas del filial madridista en menos de dos años, hecho que hasta hace bien poco era complicado de ver en la capital de España.

Esta campaña de desprestigio no ha tenido calado en Madrid. La afición merengue está al 100% con su equipo, como se palpa en el ambiente, dejando claro que ningún tipo de sucia artimaña podrá debilitar a un Madrid que llega más fuerte que nunca a la cita del sábado frente al Barcelona.




Deja tu Comentario