2011-12-08 10:12 Real Madrid Por: Administrador

Una cantera que no es como tal



Muchas fueron las voces críticas que se intentaron jactar de que el debut de Pedro Mendes en el partido de Champions ante el Ajax de Ámsterdam no debía ser considerado como un canterano, al llegar este futbolista este mismo verano del Sporting de Lisboa. Pero parece que los azulgranas no les gusta mirar su propio ombligo y no se dan cuenta que muchos de los ‘canteranos’ de los que presumen no son como tal, pasemos a enumerar.

Pedro. Uno de los hombres de los grandes ‘descubrimientos’ de Pep, llegó a la Ciudad Condal con pelos en el bigote. A los 17 años, el de Santa Cruz de Tenerife comenzó a destacar en la Tercera División del fútbol español, en el Club Deportivo San isidro, pasando directamente al Barça B, para en poco tiempo ascender al primer equipo.



Puyol. El buque insignia de la zaga azulgrana llegó a la disciplina del conjunto catalán en la temporada 1995/1996, con 17 años de edad, vamos, bien formadito. Poco tuvo que hacer la Masía con el central leridano, algo que deja a la luz que el ‘gran’ capitán no es producto de la cantera.

Busquets. El mediocentro es otro ejemplo de esa ‘cantera’ que no es como tal. Fichado también con 17 años, Busquets no recibió la doctrina culé desde pequeño, o solo quizás en su casa, con su padre, ex futbolista del cuadro culé. Formado en el Unión de Fútbol Barberá, uno de los grandes 'estandartes' de la Masía es una falacia, ya que cuando llegó a la disciplina culé ya estaba formado.

Fontás. Una de las grandes esperanzas azulgranas para su retaguardia llegó al equipo culé con 19 años, tras formarse en el Club Deportiu Banyoles y llegar a jugar en el Girona en Tercera División. Un nuevo invento más de canterano de medio pelo, ya que con la edad con la que llegó Andreu al Barcelona la formación ya estaba más que completada.



Estos son solo alguno de los grandes ejemplos de lo que los culés llaman cantera, y no, que no se equivoque y traten de equivocarnos, porque no lo es. Un canterano es aquel que es formado desde pequeño en las categorías inferiores de una entidad deportiva, y muchos de los considerados ‘productos’ de la Masía, ya estaban bien creciditos cuando llegaron a la disciplina del club catalán.


Deja tu Comentario