2015-11-04 22:11 FC Barcelona Por: Administrador

El Barça liquida al Bate con una goleada 'estelar' (3-0)



Sergio Cabanillas

El Barça ganó sin ningún apuro al débil BATE Borisov por 3-0 en una noche 'estelar' en el Camp Nou. El partido, más interesante por el tema reivindicativo que por lo que había en juego, fue totalmente controlado por un Barça que ganó sin forzar la máquina a un BATE más valiente de lo que se pudo ver en el partido de Borisov. El Camp Nou se tiñió con los colores de la 'estelada' para dejar claro a la UEFA el respeto hacia la libertad de expresión de los aficionados. Ya en el partido, el Barça se encontró con un BATE que ni mucho menos esperó atrás y se animó en varias ocasiones a pisar el área defendida por Ter Stegen. Esos minutos iniciales estuvieron llenos de ritmo, ya que el Barça aprovechaba los espacios para crear muchas y buenas ocasiones de gol. Comandados por un sensacional Iniesta, que repartió magia por todos los lados, y un eléctrico Neymar, las sensaciones eran que el gol iba a caer tarde o temprano.



Pero hubo un paréntesis fatídico, pues en el minuto 18 Rakitic notó unas molestias en el gemelo y acabó siendo sustituido por Munir. Un nuevo contratiempo para Luis Enrique, con el Clásico a la vuelta de la esquina. El partido se enfrió y sólo se desatascó con un dudoso penalti cometido sobre Munir que Neymar no desaprovechó a la media hora de juego. Antes del descanso, Adriano pudo poner tierra de por medio, pero la culminación de una pared con su compatriota Neymar acabó lamiendo el poste.

En la segunda parte el ritmo bajó considerablemente. El BATE pidió penalti en la primera jugada por un claro empujón de Adriano. Los minutos pasaban, y solo los detalles técnicos de Iniesta y Neymar animaban al público. De una internada del brasileño por la izquierda nació el 2-0. Le cedió a Suárez en medio del área grande para que el charrúa, con gran maestría, se deshaciera de su marcador y enviara con un toque de puntera sutil el balón a la red. A partir de aquí, el Barça se divirtió sobre el campo. Neymar y Suárez tuvieron grandes oportunidades para agrandar su repertorio y Luis Enrique dio descanso a los más exigidos durante la temporada. En el 82, en una contra letal, Suárez le regaló el doblete a Neymar, que solo tuvo que empujarla sin oposición. Victoria plácida del Barça en una noche que será recordada por el discurso reivindicativo de los aficionados azulgranas.


Deja tu Comentario