2013-02-18 19:02 Real Madrid Por: Administrador

Valdés deja el Barça en busca de dinero



La siguiente información, publicada en el diario 'El Triangle', desvela los verdaderos motivos por los cuales el portero azulgrana ha decidido abandonar el equipo de toda su vida. Y no parece que sean demasiado nobles. Por mucho que quieran esconder la verdad el la ciudad Condal, tarde o temprano ésta sale por algún sitio. Y quizá la hayamos encontrado.

Lean la noticia completa. No tiene desperdicio:



"¿Por qué Víctor Valdés no quiere renovar por el Barça?

Por problemas de dinero. Tiene 31 años y ve que su carrera deportiva está entrando en su etapa final. Por eso intenta sacar el máximo provecho económico a los años que le restan en activo. A pesar de los importantes ingresos que recibe (unos 8 millones anuales) y del contrato de patrocinio que le une a la marca brasileña 'Penalty', Valdés, espoleado por su representante, Ginés Carvajal, se ha convertido en un ávido de dinero que no duda en traicionar el club azulgrana para embolsarse un puñado de millones. Y es que Víctor Valdés lleva un elevado tren de vida: Por ejemplo, se ha gastado 5 millones de euros en la construcción de un despampanante chalet futurista en la playa de Gavà. Además, ha hecho algunas inversiones ruinosas, como negocios con su hermano Ricky, médico psiquiatra que dirige el Instituto Dr. Ricardo Valdés y con quien ha acabado rompiendo relaciones familiares.

En su afán desmedido por el dinero, Víctor Valdés podría fichar, según se comenta, por el club Anzhi, de la ciudad rusa de Makhastchkala (República de Daguestán), donde el multimillonario Suleiman Kherimov ha decidido invertir parte de su fortuna. Aunque se trata del equipo de una pequeña ciudad ubicada a orillas del mar Caspio, el Anzhi ha fichado, entre otros, Samuel Eto'o, jugador mejor pagado del mundo, con un salario anual de 20 millones de euros limpios, Drogba o el entrenador Guus Hiddink".



Dinero. Ese es el motivo. No existe otro. Finalmente no nos vendieron la "burra" de "conocer otras culturas", tan propia del repertorio de extravagancias culés. Al final, Valdés, como muchísimos otros jugadores de fútbol de muchas otras partes del mundo, es un ser humano de carne y hueso, con sus virtudes y sus defectos. No un futbolista celestial, como quieren hacer creer en Barcelona que son todos los que salen de La Masía. Valdés quiere más dinero y se irá buscándolo, como hicieron otros antes que él y harán otros en el futuro. Porque, al final, por mucho que se vistan de terciopelo las cosas, el Barça sigue siendo un club de fútbol corriente, con problemas corrientes. Y ahora debe enfrentarse al problema de encontrar un portero de garantías. Porque el suyo se les va por dinero... Lo cual, dicho sea de paso, dice poco en favor de una entidad que bien podría haber hecho un esfuerzo por retener a uno de sus activos más productivos en las últimas temporadas. Con Messi han hecho el esfuerzo. ¿Por qué no con Valdés?.


Deja tu Comentario