2012-05-13 01:05 FC Barcelona Por: Administrador

Valdés gana el Zamora y Messi espera el Pichichi y la Bota de Oro (2-2)



Player Video...
//

 

El partido contaba con el interés de otorgar el Pichichi y el Zamora de la Liga. Valdés, que jugó por lesión de Pinto, sumó ya el quinto de su trayectoria y el cuarto consecutivo. El portero azulgrana intimidó bien a los delanteros del Betis, que en la primera parte no chutaron a puerta. Más trabajo tuvo en la segunda mitad, donde los dos goles fueron en los dos disparos a puerta de los verdiblancos.



Messi mantiene la ventaja goleadora de cinco tantos como máximo realizador de la Liga y de la Bota de Oro. ‘Supera estos 50 goles’ es el reto que lanza el crack del Barcelona a Cristiano Ronaldo, que jugará mañana contra el Mallorca.

El Barcelona, en la despedida de Guardiola de la Liga, no quiso que el técnico se fuera con una derrota, aunque la tónica general fue un cierto pasotismo de sus jugadores. Controló de forma notable el partido y el primer gol llegó pronto en el minuto ocho, después de un córner botado por Xavi. Sergio Busquets cabeceó cruzado ante la salida de Casto. Era el primer tanto de Busquets en la Liga esta temporada. El segundo vinó también de cabeza tras un centro de Montoya en el último minuto del partido.

El encuentro resultó un entrenamiento para la final de Copa del 25 de mayo de cara a comprobar el estado de sus hombres. Guardiola dio minutos a Afellay, mientras que reservó a Cesc y en principio a Iniesta, quien acabó saltando al campo para buscar el empate.



Expulsión de Alves

El Betis salió más enchufado en la segunda mitad y se acercó con más peligro al área de Valdés. El árbitro dio también más alas al conjunto verdiblanco, cuando mostró la segunda amarilla a Dani Alves por zancadillear a Jefferson Montero. Ayza Gámez se ahorró, por contra, algunas cartulinas como la que debió ver el defensa Dorado por agarrones y reiteradas faltas.

Con diez, los de Guardiola ya no dispusieron del dominio del balón. El árbitro se había cargado el choque y el Betis se aprovechó de esta circunstancia. Rubén Castro definió a la perfección con una vaselina sobre la salida de Valdés. La jugada empezó con un balón largo que peina Roque Santa Cruz, para dejar solo a su compañero ante Valdés. El mismo atacante logró el segundo, después de un pase de Beñat.

Pero el Barça no bajó los brazos y en los últimos minutos Messi lanzó una falta al palo y Keita acabó marcando el empate, después de un centro desde la banda derecha de Montoya. El canterano cumplió a la perfección y se dio un toque de atención a Alves. Nadie es imprescindible en este Barça, excepto Messi.


Deja tu Comentario