2014-04-25 10:04 FC Barcelona Por: Administrador

Vamos a explicarle a Tomás Roncero lo que es la posesión



Joan Tubau

Lo que parece evidente es que a Tomás Roncero, que "ya le vale", es preciso explicarle lo que es la posesión. La lleva sufriendo (y disfrutando) durante los últimos seis años, pero parece que no se ha dado por enterado. La posesión del balón es algo que practica la selección actual campeona del mundo y doble campeona de Europa. La posesión es algo que le ha dado al FC Barcelona 3 Champions League, 4 Ligas, 2 Copas del Rey, 4 Supercopas de España, 2 Supercopas de Europa y 2 Mundiales de clubs (17 títulos) mientras el Real Madrid, que no sabe de qué va eso de la posesión, se ha conformado en ese tiempo con 1 Liga, 2 Copas del Rey y 1 Supercopa de España (4 titulos). Eso es la posesión.



La posesión es también eso que cuando lo practica el Real Madrid despierta admiración en el Bernabéu y arranca olés y aplausos. Eso es la posesión. También es el dolor de cabeza que lleva acumulado Tomás Roncero durante años y años por no encontrar el antídoto contra él. Normal. Para jugar a controlar la pelota y tener su posesión hacen falta jugones. Y con Pepes, Coentraos y compañía el Madrid nunca podrá aspirar a jugar así. Tiene que recurrir, por necesidad, al patadón y tira "p´alante". Pero, a las pruebas me remito, cuando el Real Madrid enlaza cuatro pases seguidos, el Bernabéu babea. Por algo será. Posesión es también el sistema con el que ganaba Guardiola  a Mourinho cuando estaba en el Real Madrid y le sigue ganando ahora con el Bayern cuando juega contra el Chelsea. Es también la manera de jugar del Barça cuando se convirtió en el primer y único club que ha conseguido seis títulos en una misma temporada. Todo a base de posesión.

Resulta curioso que los mismos que denigran la posesión porque el Real Madrid es incapaz de adueñarse del balón, presumen de ella cuando la practica La Roja. Así, con la filosofía de la posesión, España, a través de una mayoría organizada barcelonista, ha conseguidos sus mejores y casi únicos logros a lo largo de la historia. Así que un respeto por la posesión, aunque sólo sea por lo mucho de bueno que le ha dado a España.

Hipocresía en estado puro. No llegan a las uvas y prefieren decir que están verdes. Y presumen de haber vencido a la "posesión" por un 1-0 obtenido con mucha suerte. A la posesión se la vence como el Barça al antifútbol, con un 5-0 y un 2-6 y no con años en blanco o alguna copita de tanto en tanto.



Seguimos esperando a que alguien se atreve a acabar de verdad con el ciclo de la posesión con una demostración contundente. Los 1-0 no valen, y más cuando queda un partido de vuelta que promete dejar a muchos con el culo al aire. Incluidos Tomás Roncero y Josep Pedrerol.

 

 


Deja tu Comentario