2013-02-18 21:02 FC Barcelona Por: Administrador

¡Van a por Messi! ¡No soportan que sea tan bueno!



Han intentado por todos los medios organizarle a Cristiano Ronaldo campañas de marketing para contrarrestar en los medios de comunicación los efectos devastadores que Leo Messi deja en los terrenos de juego. Pero nadie les hace caso. Esa es una batalla perdida porque al mundo entero no se le puede engañar con la misma facilidad con la que se embauca a su audiencia local. Agotados los argumentos balompédicos, que Leo se encarga de confirmar partido a partido con su insultante racha goleadora, ahora se trata de buscarle las cosquillas demostrando que "no es un angelito". Y en eso están.

Cualquier argumento sirve. Que si ha dicho, que si ha escupido, que si ha hecho... Ahora va de que es un déspota y que riñe a sus compañeros. Es por lo de Tello. Lo intentaron con Villa, pero el asturiano no les siguió el juego. Ahora afirman que Leo ha abroncado a Cuenca, Alexis y Tello. Le convierten en un dictador por recriminar a sus compañeros alguna acción mal enfocada que no acabó en gol, que es lo que persigue Messi: goles y victorias de su equipo. En Punto Pelota, la web de Josep Pedrerol, el que se queja de campañas contra Cristiano Ronaldo, puede leerse: "Messi volvió a dejar evidencias de su liderazgo y carácter en el terreno de juego. Ya con el marcador favorable Messi echó la reprimenda a Tello bajo los términos: "¡Eh! ¡Toca atrás!" cuando el canterano aprovechó su desborde por banda para centrar". Eso parece tremendo. Es gravísimo. Y sigue: "Una acción posterior, un minuto más tarde, Tello prefirió disparar antes de realizar el pase a Messi. Leo clavó la mirada sobre el canterano, que bajó la mirada ante el disparo fallido.?No es la primera vez que ambos jugadores tienen un lance similar, el año pasado en Milán (28-03-2012) Messi volvió a clavar la mirada sobre Tello por no cederle cuando éste pensaba que estaba en mejor posición. El mismo Cuenca ya recibió la reprimenda por no dar el pase al argentino ?Pero la más sonada es la que tuvo con Villa, también con el Granada, cuando discutió con Messi por no haber cedido la pelota a 'La Pulga'.?Todas las imágenes demuestran el fuerte carácter de Leo Messi, tal y como se pudo ver a la salida de vestuarios del estadio de Los Cármenes, donde el fisioterapeuta Chema Corbella masajeaba al argentino. ?En el vestuario saben que Leo es del mismo modo que necesario, líder, pero, ¿justifica el liderazgo de Messi sus reacciones?". Claro que sí, lo que a Punto Pelota le gustaría es que el entrenador castigara a Messi y le dejara en el banquillo por comportarse de manera tan grosera. Quizá así el Madrid tendría más posibilidades de no hacer el ridículo en esta competición liguera.



En El Economista puede leerse: "En los últimos minutos del duelo, y con el  1-2 ya en el marcador a favor del equipo barcelonista, Messi recriminó en dos ocasiones casi consecutivas a su compañero Cristian Tello que no le pasase el balón"... "Messi reaccionó con miradas desafianets y gritos de desaprobación". Miradas desafiantes y gritos. Qué mala persona es este chico. En Periodista Digital hablan de "tremenda bronca": "Que no es un 'angelito', como pretenden los del Barça, queda cada día más patente". Y en Marca denuncian que Leo "vuelve a sacar el látigo". "De nuevo mostró su lado más exigente y ambicioso cuando recriminó a Tello que fuese demasiado individualista en dos jugadas al final del encuentro. El Barcelona ya había remontado, pero el argentino quería matar el partido".

Estamos hartos de ver a Cristiano Ronaldo reclamar para sí todos los balones que juega el Real Madrid, estamos hartos de verle chutar, chutar y chutar sin ton ni son y sin más objetivo que marcar para que no se le escape Messi en la tabla individual de goleadores, estamos hartos de verle hacer gestos y pegar broncas a sus compañeros, incluso le hemos visto reñir a un compañero por marcar un gol que podía haber marcado él o no celebrar algún gol porque no ha sido él el autor. Pero eso está muy bien, indica que Cristiano Ronaldo es un jugador ambicioso que quiere siempre más. A Messi no le pasan una por alto. Haga lo que haga, le van a machacar.

Lo bueno que tiene esta campaña es que va a conseguir calentar a Leo. Y él sabe cómo tiene que responder. El calendario le ofrece la oportunidad en quince días de cerrar muchas bocas en dos partidos. Y es que contra eso, sus goles, sus victorias y sus títulos, no tienen respuesta. Los desarma.




 


Deja tu Comentario